domingo, 20 de marzo de 2016

Yemen: la privatización de la guerra ya está aquí

El 9 de marzo desembarcaron en Yemen más mercenarios de la empresa estadounidense DynCorp para combatir a las fuerzas rebeldes. Se disponen a sustituir a los de Academi/Blackwater que han sido ejecutados por los rebeldes en los campos de batalla. Sólo en la última semana cayeron 39 de ellos. El 1 de febrero cayó muerto el comandante estadounidense de Blackwater en la provincia de Lahij. Han tenido que retirarse precipitadamente de la región de Bab El-Mandeb.

El desembarco del relevo de Dyncorp se produjo en el puerto de Ras Omran, al sur de Adén, según el diario griego Tribune. Su llegada es consecuencia de la firma de un contrato con los Emiratos Árabes Unidos, que quieren acabar con las fuerzas rebeldes yemeníes a cambio de 3.000 millones de dólares.

Los mercenarios de Dyncorp son conocidos en Haití desde el año pasado cuando ejercían como guardaespaldas del presidente interino Boniface Alexandre y golpearon a dos periodistas. Entonces el contrato lo firmaron con el Departamento de Estado para proteger a Alexandre, que no fue luego elegido en los comicios.

Alexandre asumió el gobierno tras el golpe de Estado que derrocó al presidente haitiano Jean Bertrand Aristide. Los periodistas fueron golpeados mientras intentaban cubrir una ceremonia para conmemorar la reapertura de los tribunales tras las vacaciones de verano de 2005.

En 2009 el New York Times informó que en Pakistán la empresa de mercenarios estaba sirviendo de tapadera para que Estados Unidos creara una red paralela de personal de seguridad e inteligencia. La policía pakistaní llegó a registrar la sede de un subcontratista de DynCorp.

Dos años antes un mercenario de DynCorp asesinó a tiros a un taxista iraquí en Bagdad y se dio a la fuga inmediatamente. Los testigos afirmaron que la agresión se produjo sin ninguna clase de motivos aparentes.

La empresa de mercenarios también firmó un contrato con Estados Unidos en 2007 para “ayudar a equipar y apoyar la fuerza de paz internacional” en Somalia. El acuerdo supuso que Estados Unidos pudo mantener su intervención en el cuerno de África sin comprometer a su ejército regular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario