viernes, 11 de marzo de 2016

Los jefes de La Secta meriendan con los de Podemos

En su perfil de Twitter, José Antonio Abellán exhibe una foto de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón comiendo en un restaurante junto a los caciques de La Secta Antonio García Ferreras y César González Antón.

La foto aparece justo en un momento en el que Pablo Iglesias critica a Albert Rivera por aparecer demasiado en televisión.

Atresmedia ha tenido que salir al paso de los comentarios sobre su papel estelar en la creación de un tinglado de mercadotecnia político-mediático como Podemos, al que han llevado en volandas desde su origen.

Sin los medios de comunicación y, sobre todo, sin La Secta, nadie conocería a las supervedettes de Podemos.

Pero el objetivo político directo de La Secta no es Podemos sino Pedro Sánchez, al que tratan de convertir en el nuevo Presidente del Gobierno. Podemos desempeña el doble papel de escudero y de recambio por si llega el anunciado “fin del bipartidismo”.

El cerebro de la operación es Miguel Barroso, marido de la antigua ministra de Defensa, Carme Chacón, en la época en la que Barroso fue secretario de Comunicación del gobierno de Zapatero.

Barroso es hoy uno de los jefes de La Secta y, por su parte, Ferreras es un hombre de paja de Florentino Pérez, el Presidente del Real Madrid, un club del que fue director del gabinete de prensa.

A su vez, desde los tiempos de la Operación Roca de los años ochenta, en la que participó muy activamente, Florentino Pérez está ligado a los mismos capitalistas de los medios de comunicación, procedentes de Catalunya, que Barroso y Chacón.

Dios los cría y ellos se juntan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario