jueves, 17 de marzo de 2016

La patronal quiere poner a los jueces a su servicio

Ana Plaza Arregui
La semana pasada la secretaria general de la CEOE, Ana Plaza, abogó por dejar de disimular y que los jueces de lo laboral se pongan a su servicio descaradamente.

Lo dijo de otra manera, naturalmente. Se trata de aproximar el mundo judicial y el empresarial para lograr una mayor “sensibilidad” de los tribunales sociales hacia los problemas de las empresas y poder reducir el “amplio porcentaje de sentencias” que son favorables a los trabajadores.

“Un mayor y progresivo conocimiento y acercamiento entre el mundo judicial y la empresa tendrá su traslación en los pronunciamientos judiciales”, dijo Plaza en la inauguración de unas jornadas sobre negociación colectiva organizadas al alimón por la CEOE y el Consejo General del Poder Judicial.

La empresaria ha afirmado que “con una mayor proximidad y sensibilidad hacia los problemas de las empresas nos vayamos alejando de cifras como las actuales, en donde un amplio porcentaje de las sentencias de los tribunales sociales son favorables, total o parcialmente, al trabajador”.

En su opinión, sólo conociendo mejor los problemas de las empresas los jueces podrán desempeñar su labor con mayores elementos de juicio y ha añadido que esta labor judicial es reconocida por los capitalistas, que entienden “debe ser apoyada con los medios humanos y presupuestarios necesarios para que pueda ser desarrollada en toda su intensidad”.

Desde antes de llegar a la CEOE, Plaza demostró que es una fiel servidora de los grandes monopolios internacionales. Fue directora financiera de Microsoft y ha ocupado puestos de responsabilidad en empresas como la tecnológica Telvent, la energética andaluza Abengoa y la consultora Price Waterhouse Coopers.

No hay comentarios:

Publicar un comentario