sábado, 26 de marzo de 2016

La compasión por los muertos en los atentados es discriminatoria

Casi al mismo tiempo que se producían los atentados de 22 marzo en Bruselas se producían otros, incluso aún más mortíferos, de los que nadie ha dicho nada. Unos atentados ocultan los otros.

No es verdad que todos los hombres hayamos nacido iguales y morimos de la misma manera Unos delante de los focos y otros detrás. Hay muertos y muertos; hay atentados y atentados; hay terrorismo y terrorismo.

Tampoco es verdad que les preocupe “la seguridad”, como dicen; lo que les preocupa es su propia seguridad; la de los demás les importa un bledo. Sus lamentaciones son una comedia; derraman lágrimas de cocodrilo.

¿Que podemos decir de esas organizaciones que han redactado comunicados de condena del atentado de Bruselas y no dicen nada de los demás atentados?

Una web africana (*) denuncia: desde enero de este año se están produciendo atentados sangrientos en Camerún, con una balance de más de 400 personas asesinadas. ¿O los negros no son personas?

Sólo el 31 de enero se produjo un atentado en Nigeria en el murieron 85 personas en la ciudad de Dalori, que nadie conoce porque no alberga la sede de la OTAN ni de la Unión Europea.

El 10 de febrero se produjo otro que dejó un saldo de 58 muertos cerca de la ciudad de Maiduguri...

El 16 de marzo, en otro atentado en el noreste de Nigeria, murieron al menos 25 africanos...

El 15 de enero murieron 30 personas en Uagadugu, la capital de Burkina Faso, en un atentado múltiple...

El 13 de marzo en Costa de Marfil un atentado dejó ensangrentado con 19 cadáveres el balneario de Grand Bassam, el centro turístico más importante del país...

Los africanos protestan airadamente de las plañideras y los hipócritas. Ellos conocen los atentados que se producen en Europa, pero Europa no conoce -ni quiere conocer- los que se producen en África.

(*) http://balawou.blogspot.com.es/2016/03/attentas-ce-22-mars-2016-bruxelles-mais.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario