viernes, 19 de febrero de 2016

¿Se resquebraja la alianza entre Siria y Rusia?

En una entrevista publicada ayer por el diario Kommersant, Vitali Churkin, embajador ruso ante la ONU, ha reconocido que su gobierno no aprueba las declaraciones del Presidente sirio Bashar Al-Asad (*) en las que ponía de manifiesto su intención de combatir hasta el restablecimiento del control sobre toda Siria.

Según Churkin, tras cinco años de guerra, su país se decidió a ayudar al gobierno de Damasco a frenar el avance de las fuerzas yihadistas, por lo que éste debía atender las recomendaciones rusas de comprometerse en las negociaciones de paz.

La semana pasada, en una entrevista a la agencia AFP Al-Asad decía  que un alto el fuego no significa que cada parte implicada en la guerra deba dejar de utilizar las armas.

Para Churkin eso supondría prolongar la guerra indefinidamente, algo que Rusia no puede admitir.

Rusia lucha por alcanzar un acuerdo de paz, dice Churkin. Se ha esforzado en el terreno político, diplomático y militar y Al-Asad lo debería tener en cuenta.

“He escuchado las declaraciones del Presidente Asad a la televisión [...] Naturalmente, no se corresponden con los esfuerzos diplomáticos emprendidos por Rusia [...] Las discusiones tratan de alcanzar un alto del fuego, un cese de las hostilidades para el futuro previsible. Trabajamos en ello”, dijo Churkin.

“Si las autoridades sirias [...] siguen a Rusia en la resolución de esta crisis, entonces tendrán un oportunidad de salir de ella dignamente”, declara el embajador. “Cualquiera que sea la capacidad del ejército sirio, son las eficaces operaciones del ejército ruso las que le han permitido rechazar a sus oponentes”.

(*) http://www.presidentassad.net/index.php?option=com_content&view=article&id=1510:president-bashar-al-assad-s-afp-interview-february-12-2016&Itemid=468

No hay comentarios:

Publicar un comentario