viernes, 19 de febrero de 2016

¿Qué es el peronismo? (2)

Evita Perón
Darío Herchhoren

En el artículo anterior ya habíamos dejado a Perón en 1943 como Secretario de Trabajo y Previsión. Habíamos descripto al país en ese tiempo, y hablamos de la década infame (1930-1943).

Durante esos 13 fatídicos años, en Argentina ocurrieron algunas cosas importantes para el movimiento de masas y en especial para la clase obrera, a saber: la economía del país estaba en manos de la oligarquía aliada al capital inglés, y los principales productos del país, y especialmente carnes y cereales estaban en manos de frigoríficos ingleses como Smithfield, Armour, Wilson, La Compañía Sansinena, La Blanca y La Negra. Los granos estaban en manos de grandes acopiadores, que fijabanel precio de las cosechas, y con ello manejaban a su antojo el comercio de cereales. Empresas como Dreyfus, La Forestal, Bunge y Born, y Pedro y Antonio Lanusse eran en la práctica los grandes beneficiarios de la exportación de granos.

Junto a todo este desbarajuste se iba creando una clase obrera nativa, que crece de forma exponencial a partir del año 1939, que es cuando comienza la guerra mundial, y se cierra casi por completo la importación de manufacturas. La lana con la cual se fabrica el casimir inglés se queda hacen en el país, y se comienza a fabricar en el país. El cuero con el que se fabricaban zapatos y botas se queda en el país y se abren innumerables talleres de zapatería que nada tienen que envidiar al calzado que venía de Inglaterra hecho con la reel cuero argentino, y esta vez hecho por manos argentinas. Se abren gran cantidad de fábricas textiles que hacen poplin 2x2 para camisas igual o mejor que el hecho en las hilanderías de Liverpool.

Eso inyecta en los argentinos, y en especial en los trabajadores argentinos, y en la pequeña y mediana burguesía un orgullo creador y que sirve para impulsar nuevas industrias y nuevas actividades económicas sin el dogal de hierro del imperio inglés.Esta situación de crecimiento de la actividad económica trae aparejados el crecimiento de los sindicatos, y se crea una nueva central sindical, bajo la protección del estado mediante la intervención del Secretario de Trabajo y Previsión, que como ya dijimos era Perón.

Pero sin duda el gran empujón al movimiento obrero y su organización en potentes organizaciones lo da la relación personal entre Perón y Eva Duarte, que se convertiría en poco tiempo en Eva Perón, y muy especialmente en Evita.

Debo hacer un breve comentario sobre esta extraordinaria mujer. Evita era hija extramatrimonial de un gran terrateniente de Junín, Provincia de Buenos Aires, y de Juana Ibarguren. Con 16 años llega a Buenos Aires con intención de ser actriz. A través de amigos, consigue algunos papeles pequeños en radioteatro, en las ondas de Radio Belgrano, y de allí hace pequeños papeles en cine.

A raíz del terremoto que arrasa la ciudad de San Juan en 1944, se organiza en Buenos Aires una gran colecta de dinero para auxiliar a las víctimas y reconstruir la ciudad. Hay una actuación artística deportiva en estadio cerrado Luna Park en pleno centro de Buenos Aires, a la cual asisten actores, actrices, deportistas y algunos ministros y secretarios de estado, entre los cuales está Perón; y ese día se conocen Perón y Evita.

Hay que decir, que durante la década infame los partidos políticos estaban completamente desacreditados por la enorme corrupción que había en el país.

Luego del golpe de 1943, los partidos existentes entran en una profunda crisis, ya que sus cúpulas totalmente infectadas son incapaces de comunicar con las masas, y ello crea un vacío. Pero la naturaleza odia el vacío como nos enseñó Marx, y ese vacío iba a ser llenado pronto.

Los que somos marxistas, siempre decimos que cada clase social tiene su partido político. Así, el Partido Comunista, es el representante de la clase obrera, y la burguesía argentina que siempre estuvo representada por el Partido Radical, al igual que las clases medias, se encuentran con una situación que rompe ese esquema.

El Partido Comunista no representa a la clase obrera argentina surgida de la rápida industrialización del país, ni el partido radical representa a la burguesía nativa. En el año 1943, por primera vez en la historia argentina la producción industrial supera a la producción agrícola, y ello implica ni más ni menos, que la burguesía, y la clase obrera crecen en poder y en influencia. ¿Cómo se expresaban estas clases políticamente? La repuesta no es sencilla. La burguesía nacional se expresa políticamnte a través del ejército; y la clase obrera no tiene ninguna herramienta polítca para expresarse. Era pues necesario forjar una, que fuera eficaz.

La solución a esta situación la trae Evita, que conecta a Perón con un oscuro sindicalista, de nombre Cipriano Reyes, que había inscrito a su nombre un partido político que se llama Partido Laborista, que es puesto a disposición de Perón. Perón no tiene partido político. El partido peronista surge como actor político luego del 24 de febrero de 1946, que es la fecha en que este asume como Presidente de la República por primera vez.

Se produce entonces una alianza de clases entre la burguesía nacional representada por el ejército, y la clase obrera representada en principio por el laborismo, y que poco tiempo después lo sería por el partido peronista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario