sábado, 20 de febrero de 2016

‘Médicos Sin Fronteras es una rama del espionaje francés en Siria’

El 15 de febrero cayeron 4 obuses en el hospital de Maaret al-Noomane, una localidad siria cercana a Idlib en poder de los yihadistas, sostenido por Médicos Sin Fronteras. Fallecieron 25 personas, de las que 9 eran miembros de la ONG. Es posible que haya aún más muertos bajo los escombros, que aún no se han podido retirar en su totalidad.

En una entrevista al diario Le Monde, el doctor Mego Terzian, presidente de Médicos Sin Fronteras acusó de la matanza al gobierno de Damasco y a su aliado ruso.

“Se trata de zonas controladas por la oposición. Sería ilógico que ellos bombardearan un hospital conocido por cuidar a su población. Claramente los cuatro obuses fueron lanzados por la coalición que dirige el gobierno de Damasco. Y ciertamente de manera deliberada, porque los cuatro obuses cayeron en pocos minutos en el mismo lugar, en el edificio del hospital, lo que no puede ser un accidente ni el azar”, dijo al diario.

“Fueron contra el hospital porque consideran que cuidaba de la población o de los combatientes que son hostiles a ellos. Desde el inicio de la intervención rusa, los bombardeos se han intensificado. Llevan la misma política de destrucción que en Grozny, en Chechenia: una política de bombardeos masivos e indiscriminados. Es una política de tierra quemada”, añadió el doctor.

Por su parte, el gobierno de Damasco rechazó cualquier responsabilidad sobre la matanza en el hospital. El embajador sirio en Moscú, Riad Haddad, afirmó a la cadena de televisión pública de Rusia Rossiya 24 que quien está detrás del bombardeo del hospital es Estados Unidos.

Luego, Bachar Jaafari, el embajador sirio en la ONU, además de reiterar las afirmaciones de su colega en Moscú, dio un paso más: “Ese pretendido hospital se instaló sin el permiso del gobierno sirio por la red francesa llamada Médicos Sin Fronteras, que es una rama de los servicios de inteligencia franceses que operan en Siria”.

El embajador francés en la ONU, François Delattre, reaccionó inmediatamente a las palabras de Jaafari, expresando su más firme condena de las expresiones vertidas por el “representante del régimen de Damasco”.

¿Se pasó de rosca el embajador sirio en la ONU? Si tuviera razón y Médicos Sin Fronteras fuera -en efecto- un brazo del servicio secreto francés, se explicaría el hecho de que desde comienzos de este año, les ha ocurrido lo mismo en cinco ocasiones en cinco hospitales distintos... sólo en Siria ¿No es demasiada casualidad?

La revista Metro News se lo preguntaba muy recientemente (1): ¿por qué esa obsesión contra los hospitales de Médicos Sin Fronteras en Siria?

En Canadá otro medio, L’Actualité, ampliaba el radio de acción a los hospitales de Médicos Sin fronteras en otras zonas de guerra (2). En Haydan (Yemen) hubo un primer bombardeo el 30 de octubre del año pasado, luego otro más y el último se produjo el 10 de enero de este mismo año, siempre contra centros de la misma ONG francesa.

El 17 de junio de 2014 el gobierno de Sudán bombardeó otro que tenían en la región de Kordofan, en el sur del país. En octubre del pasado año se produjo el de Kunduz, causado por la fuerza aérea de Estados Unidos que opera en Afganistán.

(1) http://www.metronews.fr/info/bombardements-de-centres-msf-en-syrie-pourquoi-les-hopitaux-sont-ils-vises/mpbp!LMHjUXk66WiI/
(2) http://www.lactualite.com/actualites/les-hopitaux-de-medecins-sans-frontieres-de-plus-en-plus-la-cible-dattaques/

No hay comentarios:

Publicar un comentario