domingo, 14 de febrero de 2016

Los campesinos también se levantan contra el gobierno de Syriza

Ayer miles de personas se manifestaron en la céntrica plaza de Syntagma, en Atenas, en solidaridad con la protesta que mantienen los campesinos en contra de la reforma de las pensiones que el gobierno de Syriza negocia con los buitres financieros internacionales.

Según fuentes policiales, unas 12.000 personas marcharon desde las plazas aledañas hasta la de Syntagma, sede del Parlamento, para unirse a la concentración de los campesinos en contra de los recortes del gobierno de Tsipras.

Campesinos llegados de la isla de Creta, del Peloponeso y del norte de Grecia se sumaron a los que llegaron ayer a la capital griega.

Mientras los cortes de carreteras y autopistas de todo el país se mantienen desde hace más de tres semanas.

Algunos entraron con una veintena de tractores hasta el centro de la capital y otros pasaron la noche acampados en los jardines de la plaza para exigir al ejecutivo de Tsipras que retire la reforma que pretende igualar el sistema de cotizaciones al de los asalariados, lo que implica elevar progresivamente sus cotizaciones del 7 por ciento actual de su base imponible al 27 por ciento.

Los cretenses levantaron las tiendas de campaña porque el acuerdo era permanecer dos días en Syntagma y decidir el lunes si se reúnen con Tsipras para tratar de negociar los recortes.

Además del aumento de las cotizaciones, otra de las grandes luchas campesinas es la reforma fiscal, que en su mayor parte ya fue aprobada en otoño pasado, y que contempla una fuerte subida de la presión fiscal, a través de la abolición de numerosos derechos, como, por ejemplo, en la compra de gasóleo bonificado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario