viernes, 5 de febrero de 2016

Las multinacionales despedirán en masa a 40.000 trabajadores

Apenas se ha consumido el mes de enero y una decena de multinacionales -también españolas- ha anunciado varios ERE que, cuando se concreten, mandarán a más de 40.000 personas al paro. La crisis del petróleo ha puesto en rojo las cuentas de resultados de las petroleras mientras que la ralentización de las economías de los países emergentes han hundido las bolsas de medio mundo. Este cóctel ha provocado nueva oleada de despidos que añaden incertidumbre a la economía española, europea y mundial.

A partir del próximo lunes 8 de febrero está previsto que empiecen a abandonar la empresa los 250 empleados incluídos en el ERE de Orange y Jazztel, un 3,5% de la plantilla.

Esta misma semana Yahoo! anunció el cierre de su oficina en Madrid, el fabricante de componentes de automóvil Delphi el de su fábrica en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), que podría derivar en 500 despidos si no encuentra un comprador, mientras Endesa sigue adelante con sus planes de despedir a 42 personas de sus plantas de carbón.

La petrolera Repsol tiene que iniciar este año sus planes para despedir a 1.500 personas en todo el mundo, unos 700 en España; Ercros otros 150-200 trabajadores de sus fábricas en Cataluña; la americana TRW -que fabrica sistemas de dirección de vehículos- está inmersa en el despido de 250 trabajadores de su planta de Navarra; Telefónica ha destinado 2.900 millones de euros a un plan de bajas incentivadas...

Fuera de España, las cantidades son mayores, dominados por bancos y petroleras. British Petroleum despedirá a 7.000 personas hasta 2017, y Shell -inmersa en el proceso de adquisición de British Gas- a unos 10.000 empleados. Por su parte, entidades bancarias como Lloyds han anunciado el despido de 1.585 trabajadores y el cierre de 29 sucursales mientras que este miércoles la suiza Credit Suisse admitió que suprimirá 4.000 empleos después de entrar en pérdidas en 2015.

Pero no solo bancos y petroleras -acuciados por la crisis del petróleo y por los bajos tipos de interés- despedirán a parte de sus empleados. La americana Ford despedirá a 10.300 personas en Europa y la también estadounidense Vallourec -fabricante de tuberías y conducciones para hidrocarburos- suprimirá 1.450 empleos en Europa y Brasil.

Esta nueva oleada añade incertidumbre a la economía mundial. La crisis del petróleo y de los países emergentes, unido a la cierta ralentización de la economía china, ha hundido las bolsas. Esto ha generado que actualmente haya voces que auguran una nueva recesión mundial. El indicador Smoothed US Recession Probabilities conocido este jueves, que es el medidor que utiliza la Reserva Federal para predecir las posibilidades de recesión en Estados Unidos, está en el nivel más alto desde julio de 2009. 

Un informe del miércoles de Barclays explicaba que caídas de Bolsa como la actual han acabado en recesión en Estados Unidos en la mitad de los casos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario