lunes, 18 de enero de 2016

Otros cuatro cadáveres para la memoria histórica

El argumento que esgrimen los fascistas contra quienes reivindican la memoria histórica es siempre el mismo: es propio de revanchistas, son asuntos muy viejos, no interesan a nadie, mejor no remover el lodo...

Pero ellos tienen su propia memoria histórica y no se olvidan de nada, por eso abren y cierran los sumarios de la Audiencia Nacional según les conviene, aunque hayan pasado mil años.

Por ejemplo, han reabierto el sumario por el secuestro de Publio Cordón, a pesar de que han pasado 20 años.

Han reabierto el sumario por la muerte de Miguel Angel Blanco, a pesar de que han pasado 18 años para procesar a otro preso más que, por lo que parece, se les había olvidado durante todo este tiempo.

Han abierto un sumario contra la dirección de ETA, juzgada y condenada, para acusarles ahora de “crímenes contra la humanidad” cometidos a partir de 1995.

Han condenado a una persona por insertar un mensaje en las redes sociales jaleando la muerte de Carrero Blanco, algo que ocurrió hace más de 40 años, en pleno franquismo...

Se olvidan de lo que les conviene. Puestos a reabrir sumarios podían acordarse del asesinato de cuatro personas en Alonsotegi (Bizkaia) hace 35 años, cuando las bandas, entonces llamadas “parapoliciales”, pusieron una bomba en el bar Aldana.

Desde entonces, cada año se celebra en Alonsotegi el 20 de enero un sencillo homenaje a aquellos asesinados: Manuel Santacoloma, Liborio Arana y el matrimonio formado por Mari Paz Ariño y Pacífico Fica.

Las diez víctimas que sobrevivieron nunca volvieron a ser las mismas. Las secuelas fueron irreparables. Un espeso silencio ha cubierto los hechos durante 35 años.

Aquellas víctimas del terrorismo de Estado, ¿no se merecen que la fiscalía abra un sumario en la Audiencia Nacional?

Esperar algo de la fiscalía de la Audiencia Nacional es un delirio. Lo único que cabe esperar es que haya personas como Iban González, que ha realizado un documental sobre aquellos acontecimientos titulado “Aldana 1980. Explosión de silencio”.

El documental, que se verá hoy en ETB1 a las 10 de la noche, relata que los fantasmagóricos “Grupos Armados Españoles” colocaron seis kilos de Goma-2 en el interior del bar Aldana y mataron a cuatro personas e hirieron a otras diez.

Relata también que el cuádruple crimen quedó impune porque el policía encargado de echar tierra encima del asunto fue... Amedo. Pusieron al zorro a cuidar de las gallinas. Como se demostró posteriormente, Amedo estaba a cargo de la policía paralela que cometía aquel tipo de acciones.

3 comentarios:

  1. oigan y a ustedes los administradores de la página les importaría que subiese videos de sus articulos a youtube?

    ResponderEliminar
  2. Los artículos quedan a disposición de los lectores para que hagan con ellos lo que mejor consideren en la lucha por el socialismo y la causa del proletariado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo lo decía poque había un canal que publicó algun articulo suyo

      Eliminar