viernes, 8 de enero de 2016

Oleada de ejecuciones selectivas en Siria

Símbolo de las Spetsnaz
Hace algunos días fue abatido por un grupo armado Abou Rateb Al-Homsi, comandante de la organización yihadista Ahrar al-Cham en la zona de Homs, cuando circulaba en su vehículo.

Luego le llegó el turno a Abdel Qader Dabaane, dirigente de la misma organización en la zona Idlib, que fue ejecutado junto a otros cinco jefes de su Estado Mayor.

7 dirigentes del Frente Al-Nosra también han sido liquidados, entre ellos el emir Hussam Ammura del campo de Yarmuk, cerca de Damasco, que cayó el 22 de diciembre junto con el jordano Abou Joulaybib, responsable de Al-Qaeda en la provincia de Deraa.

No se trata de caídos en batallas o enfrentamientos armados, sino en ejecuciones selectivas perfectamente planificadas y ejecutadas, típicas de los comandos especiales. ¿Quién dirige estas acciones?

¿Son los comandos estadounidenses llegados a Siria en diciembre? No parece creíble, ya que están apoyando a las milicias kurdas en el norte de Siria.

Que las víctimas sean dirigentes del Frente Al-Nosra y del Ahrar al-Cham puede llevar las sospechas hacia el Califato Islámico, pero tampoco es el caso.

A falta de confirmación creemos que las acciones son obra del ejército sirio, ayudado por Hezbollah y las Spetsnaz, los comandos de élite del ejército ruso.

Uno de los indicios que confirman esa hipótesis es que el ejército ruso ha desplegado en Siria dispositivos de inteligencia electromagnética ROEM y ópticos ROIM cuyo objetivo es precisamente localizar a los dirigentes yihadistas y aniquilarlos.

Este tipo de acciones selectivas tienen relación con las futuras negociaciones sobre la paz en Siria, a las que los dirigentes yihadistas van a acudir muy mermados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario