domingo, 17 de enero de 2016

Los catedráticos de in-cultura científica exhiben sus desvergüenzas

Juan Manuel Olarieta

El blog de la cátedra de “Cultura Científica” de la Universidad del País Vasco ilustra un artículo titulado “La ciencia bajo el totalitarismo” con un montaje que asocia en la misma foto a Stalin con Hitler (1), lo cual es indicativo del infame estilo intelectual de esos catedráticos.

Ya es toda una aberración iniciar un artículo en nombre de la ciencia (y la cultura científica) con un montaje fotográfico, es decir, con una falsificación. Quizá es porque dichos catedráticos asocian estrechamente la ciencia a la mentira, por lo que sus alumnos deberían estar sobre aviso respecto al tipo de enseñanzas que imparten, dentro y fuera de las aulas.

Pero junto al engaño está la tendenciosidad, que posiblemente esos universitarios también asocien a la ciencia. Quizá sea esa su manera de entenderla. Los catedráticos muestran bajo un mismo rótulo ideológico (“totalitarismo”) lo que la historia no sólo presenta separado sino brutalmente enfrentado en la Segunda Guerra Mundial: el III Reich y la URSS.

Naturalmente que sus comentarios nada tienen que ver con la ciencia, por más que ellos la vistan como tal. Es otra de sus muchas tergiversaciones. La ciencia es otra cosa distinta. Quizá la ciencia no nos pueda ofrecer “la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”, pero no cabe duda que se esfuerza por buscarla. Lo que nunca se puede tomar por ciencia es la chabacanería, la falta de rigor y de probidad.

Lo de los catedráticos es, pues, ideología, la típica manera de proceder de la burguesía, que ellos proyectan sobre sus adversarios, los comunistas. Como ellos son así de cutres, creen que los demás nos queremos poner a su misma altura, o sea, a ras de suelo.

Pero una ideología, incluida la burguesa, la suya, puede ser como cualquier otra. En su caso el problema añadido es lo que un idealista calificaría como falta de “conciencia de sí”. Estos catedráticos son como Monsieur Jourdain: ni siquiera saben que hablan en prosa, ni siquiera saben que lo suyo es sólo ideología, ni siquiera saben lo que es una ideología, como el “totalitarismo”. Hablan sin saber lo que dicen.

En cualquier comentario tan difícil es acertar siempre como fallar siempre, pero estos catedráticos lo han logrado: no aciertan nunca. Hay que felicitarles por ello. Para muestra sirve un botón. Dicen que para nosotros, los comunistas, “la ciencia sería la criada de la teología secular del marxismo” (2), por lo que de nuevo ponen los opuestos uno (el marxismo, que es una ideología atea) al lado del otro (teología, el estudio de dios), mientras que la ciencia, la pobrecilla ciencia, queda plenamente subordinada, como una humilde sirvienta.

Ese es el estilo de los catedráticos. A ellos la ciencia les importa un bledo. No se refieren a ella, ni tampoco a su progreso real en la URSS, algo que ignoran por completo; la manipulan, se aprovechan de ella, hablan en su nombre para atacar al marxismo, a Stalin y a cualquier cosa, real o imaginaria, que tenga relación con ello. Su tarea es exclusivamente política. Son ellos, y sólo ellos, los que instrumentalizan la ciencia de mala manera, con una habilidad muy escasa porque no dan para más.

Son tan torpes que sostienen que la URSS “rechazaba la física cuántica porque negaba la lucha de clases y la materialidad de la naturaleza”. Entonces deberían explicar algunos hechos elementales, como los motivos por los cuales buena parte de los primeros físicos especializados en dicha disciplina eran soviéticos, por qué en 1957 construyeron el acelerador de partículas más potente, por qué publicaron los primeros manuales sobre la materia, abrieron las primeras cátedras... ¿A eso le llaman rechazo?

Estos catedráticos de la Universidad del País Vasco son penosos. Se dedican a proyectar sobre los demás lo que no son más que sus propias miserias intelectuales.

Notas:

(1) http://culturacientifica.com/2014/09/04/la-ciencia-bajo-el-totalitarismo/
(2) http://culturacientifica.com/2015/12/29/anticiencia-ii-nazismo-y-comunismo/

2 comentarios:

  1. • Son fachas y puede que firmen sin más trabajos de otros si se les requiere. Aunque más probablemente estarán dispuestas a soltar esa mala baba por sí mismos, al modo de los sapos, como forma de proteger sus intereses de clase (aristobrera) y, por ello, los intereses propios y los de sus crías.
    • Ante la falta de información sólo me cabe que hacer algunas deducciones:
    - Yo creo que son gente que oscurecen conscientemente con la venenosa connotación arriba reseñada. Lo que no quita que sean, además de fanáticos, doctos zopencos que obran al modo de peones diplomados por las universidades al uso, en pro del antisocial sistema establecido.
    - Y además, a saber cómo ganaron los títulos y la cátedra. Pero leyendo a Balzac (el que tenga tiempo para ello, ya que su obra es monumental), se pueden deducir más de una forma en que funciona el tráfico de influencias. Las hembras suelen jugar en ello papeles de lo más relevante, como una forma entre otras de dicho tráfico.
    - Por último y con respecto a los alumnos, supongo que más de uno estará avisado y por ello al tanto de que, de lo que en realidad se trata con esos trabajos, es de denigrar el modelo socialista para que a sus esclavos (nosotros) nos queden únicamente modelos obsoletos (como por ejemplo lo son los santos del cristianismo, impuestos criminalmente por la mafia católica; el castrado ideal según mi principal padre espiritual F.N.).

    ResponderEliminar
  2. • Veo una Guerra civil europea a efectos de debilitar a Rusia y poder seguir el imperio yanqui como potencia hegemónica, en connivencia con las mafias del poder europeas que ven a los yanquis como a los guardianes del orden capitalista por el que ellos se lucran a costa de los demás; sistema que quieren mantener a todo trance.
    • Ya me diréis cuándo formamos ese partido que preconizo para la realización de las "Propuestas Políticas para la Construcción del Futuro" de que hablo en mi "Guía Política Antifascista" aquí: http://goo.gl/t7z3Ke;
    - antes de que, para debilitar a Rusia y consolidarse los yanquis como poder hegemónico a costa de la vida de cientos e incluso miles de millones, nos líen esa guerra europea con el beneplácito de los lacayos de los yanquis al frente de las instituciones de poder europeas, porque estos lacayos tengan en ello la salvaguarda de sus intereses plutocráticos; guerra incluso en prevención de que el pueblo se "levante" de su largo letargo en pro de la defensa de sus intereses que, por supuesto, implicarían acabar con los amos de lo nuestro. (Digamos que sería una guerra no solo preventiva en más de un sentido, ya que la mira también está puesta en las inmensas reservas energéticas de Rusia −además de en debilitarla para evitar el mundo multipolar que se está configurando en contra de la voluntad de los filo-sionistas-, amén de imponer en el planeta tierra el ideal yanqui del libre mercado según el Tratado de Asociación Transpacífico, tan del gusto de los susodichos amos de lo nuestro.) Por los créditos usurarios impagables del FMI / BCE se llenarían bien el plato esos lobos, y así jamás les faltarán fondos del erario que a tales efectos saquean y saquearían inmisericordemente.
    • Mantengo mi ofrecimiento de haceros de guía supremo y sin más: UN SALUDO para tod@s

    ResponderEliminar