lunes, 25 de enero de 2016

El debate de La Haine sobre la amnistía es el beso de Judas

Juan Manuel Olarieta

El “debate” abierto por La Haine en torno a la amnistía está agotado antes de empezar. De la propia lectura de los textos publicados se desprende que no es realmente un “debate” y que no puede haber nada parecido a un “debate” porque no hay nada que debatir.

No se puede hablar de si una reivindicación, como la amnistía, es “idónea” o no. Ese “debate” de salón lo tendrán quienes, como los administradores de La Haine o los que participan en él, se encuentran en la calle, pero en ningún caso los que están represaliados políticos, sus familias, los solidarios, los antifascistas y los abertzales.

Es como preguntarle a un obrero si un aumento salarial es “idóneo” en el “actual contexto” y abrir un “debate” en torno a ello. Como si hubiera alguna duda.

No hay “debate” porque la idoneidad de la lucha por la amnistía empieza al minuto siguiente de que alguien resulte encarcelado por su lucha política y sólo acaba cuando el último de ellos sale a la calle, es decir, cuando deja de haber presos políticos.

Todo lo demás es charlatanería.

El único verdadero debate es el siguiente: una parte de la izquierda abertzale se ha traicionado a sí misma abandonando los postulados que habían constituido sus señas de identidad desde más de 40 años, entre ellas la lucha por la amnistía.

Para que haya un “debate” tiene que haber un interlocutor, y en este caso no lo hay. Con los traidores, los renegados y los vendidos no se debate: se combate.

El “debate” de La Haine no sólo no trata sobre esto sino que pretende ocultarlo, es decir, hacer el juego a los traidores, que no han abandonado la lucha armada, como ellos insinúan; han abandonado la lucha.

Cuando los renegados de la izquierda abertzale hablan de que se presenta un “nuevo escenario político” se les olvida aclarar que lo único que ha cambiado en Euskal Herria es que ellos se han bajado los pantalones hasta los tobillos. No ha cambiado nada más.

Cuando púdicamente La Haine habla del “actual contexto” se refiere a lo mismo, porque en lo que a las cárceles respecta el contexto de represión no es actual sino muy viejo y no ha cambiado. En absoluto.

En el “debate” de La Haine se trata de hablar sobre la amnistía “en Euskal Herria”, que es como hablar del movimiento obrero relatando sólo las movilizaciones de una única fábrica.

La lucha por la amnistía no es una lucha sólo “del pueblo vasco” sino de todos los represaliados políticos, sus familiares y los solidarios con ellos, que son cada vez más y cada vez más duramente, dentro y fuera de Euskal Herria.

¿Acaso los renegados creen que ellos han patentado alguna lucha?, ¿quieren hacernos creer que realmente ellos van a seguir luchando?

Una parte de un determinado movimiento político que ha decidido abrirse las venas, ni puede decidir por los demás, ni comprometer a los demás, sino al contrario. Es un estímulo para continuar lo que ellos han abandonado. Un estorbo menos. Nos aligeran el equipaje.

Es cierto lo que dice La Haine en su presentación de este falso “debate”, acudiendo a una expresión de Brouard: durante muchos años la izquierda abertzale ha sido una punta de lanza contra el régimen remozado durante la transición.

Sería bueno subrayar eso de “hace muchos años” porque ahora mismo lo que fue punta de lanza se ha convertido en el culo del mundo.

¿Por que no abrimos un debate sobre eso?

Fuente: http://amnistiapresos.blogspot.com.es/2016/01/el-debate-de-la-haine-sobre-la-amnistia.html

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo: «Con los traidores, los renegados y los vendidos no se debate: se combate»; así es como yo siento. Pero, mucho me temo que, "la situación" la van a continuar controlando los de siempre, de forma irreversible. ¿Será acaso porque: Aliados con la tontería, incluso los dioses luchan en vano?
    • Un saludo; Olarieta

    ResponderEliminar
  2. No lo entiendo yo tal como afirma Juan Manuel Olarieta, es un debate que viene a cuento de la situación creada con el posicionamiento de Sortu, que precisamente ha renunciado a ese derecho,desde hace tres años aproximadamente desde esa fecha en ningún documento, ni interno, ni externo, hace mención a la amnistía
    Tal y como vienen afirmando hay una dejación de luchar por una amnistía, algo que por otra parte hay sectores de presos, de expresos y de militantes que no van a renunciar.
    Como todo el mundo sabe la amnistía es el reconocimiento de las causas que la generaron son políticas. Y por tanto salen con todos los derechos
    Sin amnistía los presos políticos, dejan de serlo y pasan a ser tratados como bandidos.
    De ahí la importancia del debate, sobre todo dentro del mundo abertzale.
    Las personas que hasta ahora se acogieron a las medidas que proponía el estado, han sido tratados como traidores, y ahora esas políticas las propone Sortu, de ahí la importancia que tiene ya que está creando una división interna muy fuerte.
    Quizás no estoy tan seguro de que sea un debate como tal, y bajo ese punto de vista, pues tendría lógica lo afirmado por Juan Manuel, si no una toma de posturas de diferentes planteamientos, y de que muchos militantes se enteren de lo que realmente está sucediendo.
    Que no es otra cosa que los dirigentes de Sortu han tomado y toman decisiones sin contar para nada con la militancia, este es un ejemplo de ello.
    Por cierto me parece muy acertado el debate que se propone, que yo lo titularía La deriva de Sortu

    ResponderEliminar