viernes, 15 de enero de 2016

El capital financiero internacional lo ve todo negro

En un informe a sus clientes, el Royal Bank of Scotland, el número 20 del mundo, califica este año como “cataclísmico” y les recomienda que vendan todas sus pertenencias (1).

La nota del banco escocés extiende el pánico. Los síntomas son parecidos a los que había poco antes del hundimiento en 2008 del banco Lehman Brothers: deflación, caída del precio de petróleo, volatilidad de las bolsas chinas, recesión del comercio mundial, crecimiento de la deuda...

Las advertencias no proceden sólo del Royal Bank of Scotland. También el mayor banco de Estados Unidos, el JP Morgan, es de la misma opinión y aconseja exactamente lo mismo a sus clientes: que vendan todas las acciones que tengan (2).

Es la primera vez en siete años que JP Morgan emite una advertencia tan desastrosa, basada en que todos y cada uno de los indicadores económicos son negativos, dentro y fuera de Estados Unidos.

En los últimos seis meses del pasado año, la desaparición de lo que Marx calificaba como “capital ficticio” asciende a miles de millones de dólares y la tendencia de este año es la misma.

Desde comienzos de este año, la capitalización del conjunto de empresas cotizadas en el índice S&P 500 ha caído en un billón de dólares (3).

El domingo el Financial Times informaba de que los bancos más grandes de Estados Unidos (JP Morgan, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Bank of America y Citigroup) van a anunciar grandes pérdidas para el cuarto trimestre de 2015.

El capitalismo no tiene más que una única perspectiva, que se resume en superproducción y recesión, lo que está haciendo que los precios del petróleo estén por debajo de 30 dólares el barril.

El Presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, Texas, Robert Kaplan, ha dicho que la caída del precio del petróleo no es coyuntural y que en el futuro seguirá en un nivel parecido, amenazando con acabar con todas y cada una de las multinacionales de la energía que hay en el mundo.

A la bancarrota financiera se le suma, pues, la de otro sector no menos gigantesco: el de las multinacionales de la energía, que ya han perdido casi 30.000 millones de dólares en los pocos días que llevamos de año.

En los medios petroleros de Texas sólo se habla de reestructuraciones, fusiones y quiebras.

El transporte marítimo mundial está en sus cifras más bajas desde hace muchos años, al transporte ferroviario en Estados Unidos le ocurre lo mismo... El capitalismo no tiene ninguna salida. Absolutamente ninguna (salvo la guerra).

(1) http://theeconomiccollapseblog.com/archives/20th-largest-bank-in-the-world-2016-will-be-a-cataclysmic-year-and-investors-should-be-afraid
(2) http://www.marketwatch.com/story/bearish-jp-morgan-says-sell-stocks-on-any-bounce-2016-01-11
(3) http://money.cnn.com/2016/01/12/investing/stocks-lose-1-trillion-2016/index.html

4 comentarios:

  1. Pero desde el 2007 y antes estan diciendo lo mismo y cada x años dicen que va a ser el fin del mundo, el fin de nuestra civilizacion, fin del capitalismo, etc...
    Una cosa si es segura, estos tipos se preocupan mucho de mantenernos con miedo porque una poblacion acojonada es mas manipulable y acepta todo lo que nos impongan "por nuestra seguridad", como el recorte de las libertades por el terrorismo por ejemplo.Por eso el miedo es lo ultimo que hay que tener y despues que salga el sol por donde quiera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El capitalismo es un monstruo gigante con los pies de barro que tardará en morir 80, 100 años o lo que tarde y va a morir matando. Sin capacidad alguna de autocrítica, jamás pedirá disculpas por su genocidio ni tirará la toalla.

      Eliminar
  2. ¿Con los pies de barro? Disculpa pero no lo tengo tan claro.Es una maquinaria atroz y muy bien enraizada, que aborrega a la gente con facilidad.Ademas sus valedores se preocupan mucho para que la maldad continue.Si hasta cambian la constitucion a su antojo y se sacan leyes mordazas de la manga y cuando no hay dinero se lo inventan...
    Para que sea destruido tiene que acontecer algo especial y extraordinario, un milagro si me permiten la expresion.¿Creen que esta masa distraida, desorganizada y en muchos casos pseudofascista va a hacer algo para que las cosas cambien? ¿En serio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él solo se refiere a que la crisis capitalista lleva irremediblemente a la guerra, en definitiva, que no va a haber salida fácil de esta crisis como nos dicen (ni brotes verdes ni gaitas)

      Eliminar