sábado, 7 de noviembre de 2015

Tropas especiales ucranianas secuestran al dirigente de Pravy Sektor

Dmitri Yarosh y sus matones
El domingo de la semana pasada las tropas alfa del gobierno de Kiev secuestraron a Dmitri Yarosh, el máximo dirigente de la organización nazi Pravy Sektor.

Las tropas alfa también son un cuerpo de élite de tipo fascista, por lo que la lucha por el reparto del botín en Ucrania continúa.

18 meses después del golpe de Estado de la Plaza Maidan, el país presenta síntomas evidentes de descomposición, que no proceden del Donbas y, por lo tanto, no pueden imputar a Putin. Ya no les queda esa disculpa.

De un lado están Poroshenko junto a su delegado en Odesa Mijail Saakashvili y, del otro, el magnate Igor Kolomoisky y sus guardaespaldas de Pravy Sektor.

Poroshenko destituyó a Kolomoisky de su cargo de gobernador de Dniepropetrovsk, pero está intentando colocar a otro de su misma calaña, Gennady Koban, en su lugar. Sin embargo, Poroshenko también ha ordenado detener a Koban en la misma redada contra Pravy Sektor.

Yarosh fue secuestrado en el curso de una operación dirigida contra la base de Pravy Sektor en Pokrovsky Velikomijailovka, en el distrito de Dniepropetrovsk.

El dirigente nazi ucraniano fue capturado y trasladado a un centro de detención desconocido.

Al tratarse de una operación encubierta no se puede calificar como una detención, que resultaría imposible porque Yarosh es adjunto a un ministerio y, por consiguiente, está aforado. Para detenerle el gobierno hubiera debido obtener la autorización previa de la Verjovna Rada.

Indirectamente el secuestro está dirigido contra Kolomoisky quien, a pesar de ser judío, se ha rodeado de una guardia pretoriana nazi, a la que financia a cambio de protección.

El vínculo se confirma si se tiene en cuenta que el día anterior el SBU, Servicio Ucraniano de Seguridad, había detenido a Korban, otro lugarteniente de Kolomoisky, también judío, dirigente del partido Ukrop y candidato a la alcaldía de Dniepropetrovsk. Las elecciones se celebraron el pasado 25 de octubre, pero los resultados aún no se han anunciado.

Es la primera vez que el miembro de un partido nacional-fascista es detenido, algo que en Ucrania es bastante común cuando se trata de comunistas o rusófilos. A Koban le acusan de formar parte del crimen organizado, malversación de fondos y secuestro. La Fiscalía asegura que Koban y su grupo se apropiaron de 40 millones de hryvnias (1,7 millones de dólares) de una colecta destinada a las milicias que luchan en el Donbas.

Antes de las elecciones del 25 de octubre, Koban y Poroshenko mantuvieron una áspera polémica por fraude y compra de votos.

Los abogados de Koban también han calificado su detención de “secuestro” y ahora hablan de la represión política emprendida por el gobierno de Poroshenko.

Fuente: СМИ: бойцы ‘Альфы’ захватили базу ‘Правого сектора’. Похищен Ярош
http://www.dialog.ua/news/70671_1446388187

1 comentario:

  1. Que se aniquilen entre ellos los nazis, trabajo que nos ahorran.

    ResponderEliminar