sábado, 14 de noviembre de 2015

Seattle en estado de emergencia por el aumento de la miseria

La ciudad de Seattle, en la costa oeste Estados Unidos, ha declarado el estado de emergencia por el aumento de la miseria urbana y la cantidad de personas que carecen de hogar.

Por lo general, los estados de emergencia se proclaman después de los desastres naturales, como terremotos y huracanes. Ahora el desastre es de tipo social. “Básicamente estamos diciendo lo que podríamos decir después de un terremoto”, dijo el alcalde Ed Murray. “Han muerto más personas en la ciudad que en algunos desastres naturales”.

En septiembre, las ciudades de Los Ángeles y Portland, también declararon el estado de emergencia por el gran número de personas viviendo en las calles. En octubre lo hizo Hawai.

Seattle tiene 670.218 habitantes. Forma parte de uno de los condados con mayores ingresos de Estados Unidos. Al menos media docena de las grandes multinacionales estadounidenses tienen sede en esta ciudad, pero nadie está a salvo de la bancarrota del capitalismo, si siquiera en Estados Unidos.

El alcalde calificó la situación tan devastadora como la que dejan los huracanes, las inundaciones o los incendios. El pasado invierno contabilizaron más de 10.000 personas sin vivienda y 3.000 escolares de la ciudad pertenecen a familias sin hogar. “Más de 45 personas han muerto en las calles de la ciudad de Seattle este año”, dijo el alcalde.

“Estoy solicitando ayuda de emergencia al gobierno estatal y federal para responder a las necesidades urgentes de los que son víctimas de esta crisis y para hacer frente a las causas fundamentales”, añadió.

El alcalde dijo que las personas sin hogar en Seattle son una tragedia humana “pocas veces vista en la historia de nuestra ciudad”, mientras que el gobernador del condado, Dow Constantine, dijo que la situación en todo el condado se ha convertido para miles de personas en “igual de devastadora como las inundaciones o los incendios”.

Constantine señaló que el tiempo ha comenzado a cambiar, haciendo la vida más difícil y peligrosa para las personas que viven a la intemperie. “La lluvia está aquí. Los meses más fríos pronto estarán sobre nosotros”, dijo durante una conferencia de prensa.

El último invierno la organización humanitaria One Night Count, registró 3.772 personas sin hogar en el condado, incluyendo más de 2.800 en Seattle, un aumento del 21 por ciento durante 2014. Además, había 2.993 personas en viviendas temporales y 3.282 en refugios para indigentes en el condado. Un total de más de 10.000 personas.

En el condado unas 3.000 personas se convierten cada mes en personas sin hogar, según los registros de asistencia pública del estado.

Desde septiembre 66 personas sin hogar han muerto en el condado, según datos de la Oficina del Médico Forense, y 47 murieron en las calles de Seattle, señaló el alcalde.

Murray dijo que el estado de emergencia de Seattle llegará a su fin sólo después de que haya una “reducción significativa en el número de personas que mueren en nuestras calles y una reducción significativa en el número de niños en edad escolar que no tienen hogar”.

Declaró que la ciudad destinará a esta emergencia 5 millones de dólares adicionales, procedente de la venta de propiedades públicas. Este dinero sufragará unas 100 camas en albergues, además de campañas de prevención y divulgación de la ayuda que ofrece la ciudad.

Constantine propuso dos millones de dólares en fondos adicionales. Ese dinero pagaría un mínimo de 50 camas en albergues en Seattle, proporcionaría 20 viviendas temporales para las personas que salen de centros de rehabilitación de drogas, aumentarían los incentivos a los propietarios para que alquilen apartamentos a los veteranos sin hogar y financiaría otros programas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario