lunes, 30 de noviembre de 2015

Operación ‘destrucción total’ de Rusia contra el yihadismo

De forma inminente Rusia planea lanzar una operación de “detrucción total” del Califato islámico en Siria, según informó el sábado el sitio egipcio al-Youm al-Sabe, que cita a la agencia rusa de noticias Tass.

Rusia utilizará buques de guerra y ha pedido al gobierno de Irak que, para proteger a los pasajeros, suspenda los vuelos comerciales en las provincias de Erbil y Sulaymaniyah.

El 22 de noviembre Irak ya suspendió los vuelos durante 48 horas. El motivo de la petición rusa es la violación del espacio aéreo por los cazas turcos que bombardean las posiciones el PKK kurdo en la región, que es también fronteriza con Siria.

En la operación intervendrán 69 cazas Sujoi y Tupolev, más 160 bombarderos y submarinos desplegados en el Mediterráneo, que se unirán a los sistemas de misiles S-400 y al acorazado Moskva, equipado con sistemas antiaéreos S-300F, que ya está posicionado en Latakia.

Ahora mismo Rusia no parece poner tantas esperanzas en una solución política y diplomática en Siria, sino más bien al contrario.

Por lo demás, la operación es la respuesta rusa al derribo por Turquía del bombardero Su-24, cuya última responsabilidad recae sobre la OTAN.

Además, Rusia ha pide a sus ciudadanos en Turquía que abandonen ese país. Ha impuesto sanciones y un embargo económico contra Turquía. Ha detenido y deportado a 39 empresarios turcos que participaban en una exposición de agricultura. También ha empezado a exigir el visado a los turcos que viajan a Rusia y concentra sus tropas en la frontera común.

La situación no puede ser más crítica y en ella Siria empieza a pasar a un segundo plano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario