jueves, 19 de noviembre de 2015

Los fascistas ucranianos quieren dar asilo político al Califato Islámico

Dmitri Korchinski
El fascista ucraniano Dmitri Korchinski, antiguo dirigente del partido UNA-UNSO, ha propuesto al gobierno de Kiev ofrecer asilo político a los miembros del Califato Islámico a fin de luchar conjuntamente contra Rusia.

“Desgraciadamente las fuerzas de seguridad ucranianas a veces detienen o expulsan a los caucasianos que van de Siria a Moscú por su pertenencia al Califato Islámico. No es razonable”, ha escrito el ucraniano en las redes sociales.

Korchinski añade que los combatientes del grupo terrorista “deben ser considerados como aliados en la lucha contra el imperialismo moscovita”.

“Todos aquellos que luchan por la liberación de los pueblos que viven bajo la ocupación imperialista de Moscú tienen derecho de asilo en Ucrania”, continúa proponiendo Korchinski, quien ha levantado una tempestad de comentarios en las redes sociales.

El partido de Korchinski, UNA-UNSO, el más importante de la reacción ucraniana, se fusionó en mayo del año pasado con Pravy Sektor, junto con otros grupos fascistas y nacionalistas.

Korchinski participó activamente en el golpe de Estado de la Plaza Maidan en febrero del pasado año, que causó centenares de víctimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario