jueves, 5 de noviembre de 2015

Las elecciones las ganan los medios de comunicación

Hace uos días Rajoy se reunió en la Moncloa con sus incondicionales perros de pre(n)sa en una comida informal y relajada, con una condición inexcusable: no podían publicar nada de lo que allá se hablara.

¿Quiénes son esos incondicionales? Isabel Durán, Pérez Henares, Antonio Jiménez, Alfonso Rojo, Graciano Palomo, Juan Pablo Colmenarejo, Carmen Morodo, Carmen Tomás y Federico Quevedo.

Podemos ha hecho lo mismo. Ha reunido a sus fieles en las redacciones de los medios de comunicación para poner a punto la campaña.

Por su parte, el PSOE trata de recuperar la devoción de la mafia Prisa (El País, Cadena Ser, Cinco Días) que últimamente se había pasado a las filas del PP.

Sin la “Cadena Ser” y “El País” no se explica el triunfo de Zapatero en las elecciones de 2004, tras los atentados de Atocha, las declaraciones del gobierno de Aznar de que la responsabilidad era de ETA y las concentraciones masivas de protesta en las sedes del PP.

Era la primera vez que alguien le importaba que unos atentados fueran de factura yihadista, excluyendo a ETA de toda responsabilidad. El Grupo Prisa se encargó de ello. Cuando todas las encuestas dudaban si el PP iba a ganar las elecciones por mayoría absoluta o no, de la noche a la mañana el vencedor fue... el PSOE. Fue una jugada maestra.

Hasta el momento Pedro Sánchez no ha tenido el relieve necesario porque los periodistas “progres” necesitaban una carnaza que sólo Podemos les ha proporcionado hasta ahora.

“El País” ha estado lamiéndole el culo al PP durante toda la legislatura a cambio de anuncios institucionales. Pero se han hartado porque el Partido Popular les había prometido unos créditos blandos que no han llegado. Los necesitan para salir de la quiebra económica en la que está metido el Grupo.

Pero los mercenarios de “El País” se venden al mejor postor. Como el dinero no llega, en las últimas semanas se han pasado a hacerle la pelota a Ciudadanos, un posible caballo ganador.

Ahora el insípido de Pedro Sánchez cree que ahí tiene una baza para jugar. Pero el fascista de Juan Luis Cebrián no lo tiene claro. Quiere alguna muestra de “cariño”, compromisos, publicidad y dinero fresco de los presupuestos públicos. De momento prefieren seguir apostando por Ciudadanos, que está mejor situado en las encuestas.

El PSOE tendrá que pujar más y mejor si quiere algo de la mafia Prisa.

1 comentario:

  1. Por supuesto, la política no es más que marketing, los medios (controlados por el capital) solo apoyarán a aquellos con más posibilidades de engañar a mayor número de incautos (es decir votantes), de que sean leales no hablo porque habiendo llegado arriba deja eso más que demostrado, han tenido que renunciar a cualquier atisbo de humanidad o empatía y demostrar durante años su lealtad incondicional al poder por encima de cualquier otra cosa.

    ResponderEliminar