sábado, 28 de noviembre de 2015

En Francia las movilizaciones prosiguen a pesar de la represión

En un encuentro con ciudadanos celebrado ayer en Essonne, el primer ministro francés Manuel Valls dio la cifra de 1.836 registros practicados por la policía francesa desde los ataques que tuvieron lugar el 13 de noviembre en París.

Las operaciones policiales han desembocado en más de 200 detenciones y 305 confinamientos domiciliarios.

Según el diario francés Le Monde, en los registros la policía ha encontrado 293 armas en total, pero si Ustedes se creen que la persecución sólo afecta a los yihadistas, están totalmente equivocados. Los ecologistas se han quejado de los registros y los confinamientos domiciliarios que afectan a sus militantes.

“Los ecologistas no son terroristas”, escribía ayer en su cuenta de Twitter David Cormand, un conocido dirigente de Los Verdes. Ya que el Pisuerga pasa por Valladolid, y teniendo en cuenta que en París se celebra la cumbre climática COP21, nada más fácil que aprovechar para meter a los ecologistas en cintura.

Claro que hay que añadir un dato clarificador para completar el panorama: el movimiento ecologista francés ha apoyado la prórroga del estado de urgencia, del que ahora se presentan como víctimas.

También en Francia aún hay ese tipo de reformistas que imaginan que las leyes represivas siempre van dirigidas contra los demás.

En Lyon la policía ha prohibido una concentración de apoyo a los emigrantes, algo realmente inusual en Francia.

En Paris el día 22 de este mes una manifestación a favor de los emigrantes se transformó en otra diferente contra el estado de urgencia, que fue prohibida, dando lugar a una espiral de reacciones.

El jueves se convocó otra de protesta por la prohibición de la anterior. Pero lo mejor fue un comunicado del prefecto difundido un poco antes, en el que decía que la prohibición de las manifestaciones no se aplica a las concentraciones espontáneas emanadas de los ciudadanos que deseen expresar su homenaje a las víctimas de los atentados.

En La Rochelle la policía ha prohibido una manifestación ecologista, mientras que ha autorizado una maratón popular. Lo mismo ocurre con el fútbol y con los conciertos. En realidad sólo han prohibido las protestas populares.

¿Derecho de manifestación? Según y cómo... Ya saben: (des)igualdad ante la ley.

La Liga de los Derechos Humanos ha acusado al Ministro del Interior de “perder los nervios”, al equiparar a los movimientos sociales con el terrorismo. “La lucha contra el terrorismo es un pretexto para prohibir todas las voces discordantes”, dice la referida Liga en un comunicado.

Aún tienen tres meses por delante de silenciamiento de la discordancia. Pero las prohibiciones no van a impedir que se convoquen manifestaciones; lo que van a lograr es que todas ellas sean ilegales.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. • Para hacer habitable nuestra casa futura, entiendo que se debe comenzar por hacer limpieza. Pero una limpieza profunda. De ahí las "Propuestas Políticas para la Construcción del Futuro" de mi "Guía Política Antifascista" aquí: http://goo.gl/t7z3Ke, y entre ellas la de crear un partido político que tenga por cometido el vaciar esas cuevas de Alí Babá que son los parlamentos del mundo, mediante una gran transferencia del poder político al pueblo para que nos gobernemos mediante la asamblea (democracia directa).
    • Y ese podría ser un buen nuevo comienzo para que gobernemos los primeros hombres a través de nuestras tesis, y no toda esta panda de mafiosos, oportunistas, matones.

    ResponderEliminar