sábado, 28 de noviembre de 2015

El yihadista suicida de Túnez fue detenido y luego liberado

El terrorista que se inmoló el martes en Túnez en un autobús en el que viajaban guardias presidenciales, Houssem Abdelli, fue detenido en agosto por la policía antes del atentado por tener vínculos con el yihadismo, pero luego le pusieron en libertad.

Abdelli era vendedor callejero en un barrio empobrecido de Túnez. Sus vecinos informaron del cambio de su actitud en los últimos años y la policía encontró literatura yihadista en su casa.

El martes detonó en un autobús de la guardia presidencial los explosivos que portaba en una de las principales avenidas de Túnez, matando a 12 personas.

El atentado tuvo lugar después de las masacres que se produjeron en una urbanización turística de la ciudad de Susa y en el museo nacional del Bardo a principios de este año. Estos tres ataques han sido reivindicados por el Califato Islámico.

Lo mismo que el francés, el gobierno tunecino también ha impuesto el toque de queda, ha decretado el estado de emergencia y ha prometido medidas de protección contra los yihadistas que regresan de la guerra de Siria.

Túnez es uno de los países árabes más secularizados del mundo y, sin embargo, tiene un gran número de combatientes en la guerra de Siria. También es uno de los países que más atentados yihadistas ha padecido.

Fue la primera víctima de la Primavera Árabe de 2011.

1 comentario:

  1. Y para que les sirve a estos idiotas inmolarse por unos ideales, si con ello pierden la vida? Es la tonteria mas grande que hay en el mundo.Encima con su religion de no hagas esto no hagas aquello, no bebas vino, ponle un trapo encima a la mujer...

    ResponderEliminar