lunes, 2 de noviembre de 2015

Contra las bases americanas No Podemos

El Secretario de Organización y candidato de Podemos por Sevilla, Sergio Pascual, ha dado otra muestra del servilismo de esa organización hacia Estados Unidos en una entrevista concedida al diario El País.

Al ser preguntado por las bases que Estados Unidos mantiene en España la respuesta de Pascual fue rotunda, algo que los portavoces de Podemos eluden casi siempre, excepto cuando se trata de mostrar su alineamiento con el imperialismo:

“Somos una organización con un claro y nítido compromiso con la paz. Pero somos absolutamente respetuosos con los compromisos adquiridos por nuestro país y los vamos a respetar hasta la última coma. Otra cosa es que podamos pensar en qué hacemos con estas bases cuando se puedan renegociar condiciones o se extingan los convenios. En estos momentos, si hay convenios vigentes, se van a respetar”.

Lo que el portavoz de Podemos dice es que si quieres la paz, lo que debes hacer es dejar las bases militares tal y como están. No cambies nada. Ni siquiera una coma.

El servilismo se pone de manifiesto hasta en el lenguaje. Hablan de “respeto” y llaman “compromisos” a lo que no son más que una claudicaciones ante una potencia como Estados Unidos por parte de esos gobiernos que presumen de “patrioterismo”.

De pacifismo cero. Si demuestran esa actitud hacia las bases, cabe imaginar su programa sobre la pertenencia de España a la OTAN.

El año pasado, en una entrevista concedida al programa El Objetivo de Ana Pastor, Pablo Iglesias dijo que no le gustan las bases militares. Entonces la solución es bastante simple. Lo que tiene que hacer es cerrarlas.

Sin embargo dijo otra cosa distinta: que si fuera elegido presidente trataría de cambiar el estatuto militar de las bases americanas de Rota y Morón. Por lo tanto, Iglesias no trata de acabar con la bases sino cambiar su estatuto.

“No me gusta que haya militares en este país que no sean españoles”, añadió. Pero los españoles le gustan mucho, a pesar de su “pacifismo” y en plena época de recortes dijo que si fuera necesario elevar el presupuesto del Ministerio de Defensa “lo haría”.

De las palabras a los hechos. El pasado año Podemos se desmarcó de la tradicional marcha contra la base de Rota, algo asumido desde hace años por todas las organizaciones andaluzas, en la que se suelen congregar miles de personas.

En dicha marcha la consigna más coreada es la tradicional de “OTAN no, bases fuera”.

Para justificarse, el círculo de Rota de Podemos emitió un comunicado en el que, con la excusa de los puestos de trabajo que genera la Base, rechazaba la invitación para participar en la marcha contra la base.

En el comunicado decían que no hay un tejido industrial alternativo “para poder dar una opción diferente a los puestos de trabajo y negocios antes de cerrar las bases”.

Finalmente, contradecían el nombre de su organización y pedían resignación: no nos podemos “librar del yugo impuesto”. Pero si ellos no pueden hacer nada, ¿para qué se presentan a las elecciones?

La base naval de Rota es la puerta de entrada al Mediterráneo y alberga el escudo antimisiles de Estados Unidos. Con el franquismo la Marina gringa se asentó hace ya más de 60 años en Rota, donde hay un total 1.200 marinos, acompañados de 1.500 familiares, lo que hará que se duplique la población estadounidense y se sitúe en unas 6.000 personas.

2 comentarios:

  1. "Podemos" transformou-se em "Syriza" mesmo antes de eleger-se.
    Um lixo!

    ResponderEliminar
  2. "Podemos" transformou-se em "Syriza" mesmo antes de eleger-se.
    Um lixo!

    ResponderEliminar