lunes, 16 de noviembre de 2015

Alemania se prepara para la guerra imperialista

Ursula von der Leyen pasa revista
Con el pretexto de la oleada de refugiados, los expertos del Bundeswehr, el ejército federal, preparan un despliegue de sus tropas en Asía, África y Oriente Medio. Un reciente artículo de Der Spiegel da una idea de la dimensión de los preparativos, a medio camino entre “la desesperación y la megalomanía”.

El objetivo confesado del gobierno alemán es reducir el flujo migratorio y lograr que el mundo haya zonas habitables donde se pueda vivir, dice Der Spiegel, que pone en boca de la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, el deseo de restaurar el poder del Estado y la estabilidad de países como Afganistán, Siria, Libia y Mali.

Para ello el militarismo alemán se expandirá por todo el mundo. Del norte de África a Afganistán, pasando por Irak, el gobierno organiza misiones militares de una envergadura difícil de concebir hasta ahora, salvo en la época del III Reich.

En la actualidad el gobierno tiene bastante avanzado un plan para desplegar aviones Tornado de reconocimiento para llevarlos a Siria. Alemania quiere ponerse a la altura de Estados Unidos, Rusia, Francia y Reino Unido.

Hace unos días Hans-Lothar Domröse, el más alto oficial alemán en la OTAN ha pedido el reinicio de las operaciones militares de combate en Afganistán, así como el bombardeo de las posiciones de los talibanes.

El jueves Merkel se declaró partidaria de la creación de grandes reservas para refugiados en Afganistán.

Especialistas de los Ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores preparan el despliegue de tropas del Bundeswehr en Kurdistán para entrenar a los peshmergas de Irak. También está prevista el suministro de armas a los kurdos y la ampliación de la ayuda al gobierno de Bagdad.

El Ministerio de Defensa también quiere implantar sus fuerzas en Afganistán, Irak, Siria, Libia y Mali para evitar que las poblaciones tengan que huir hacia Alemania, es decir, que en realidad va a hacer exactamente lo mismo que han hecho los demás para desatar las olas de refugiados: destruir esos países por la fuerza de las armas.

El nuevo militarismo alemán tomó carta de naturaleza el año pasado en la Conferencia de Munich sobre seguridad, donde fue refrendada por el presidente Gauk.

Entonces el ministro de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier declaró que en el futuro Alemania debía tomar las riendas en sus manos más a menudo para defender su sintereses en el mundo. Citó expresamente esos intereses mundiales: Siria, Ucrania, Irán, Irak, Libia, Mali, República Centroafricana, Sudán del sur, Afganistán... Era una lista no exhaustiva de “puntos calientes”, dijo.

La ministra posa junto a sus tropas

9 comentarios:

  1. Otra vez los nazis a guerrear por el mundo? WTF

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca han dejado de hacerlo: Afganistán, Yugoslavia, Líbano, Iraq, Siria, Yemen, Angola, Granada, Panamá, Chile, Colombia, Cuba...

      Eliminar
  2. no es lo que parece, esa vez Alemania se apresta a ser docil instrumento del sionismo en la escalada global de los paises satelites del sionismo como U.S.A- U.K.- FRANCIA y demás marionetas, Merkel es de ese "gremio" asi que es logico que apoye a "su" gente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cuando no lo ha sido, Con Hitler?, bueno, si, entonces solo fueron engañados, ahora son cómplices.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¿TENDRAN EL NUMERO SUFICIENTES DE JOVENES?

    ResponderEliminar