martes, 3 de noviembre de 2015

30 años de la falacia neoliberal

Hace 30 años, el 22 de septiembre de 1985 las potencias imperialistas más fuertes del G-5 (Francia, Japón, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos) se reunieron en el Hotel Plaza de Nueva York para rescatar a Estados Unidos de la bancarrota.

Son los llamados “Acuerdos del Plaza” que pusieron de manifiesto varios aspectos capitales de la crisis del imperialismo.

El primero es que Estados Unidos había perdido definitivamente la hegemonía en la forma en la que la había estado ejerciendo desde el final de la Segunda Guerra Mundial 40 años antes.

El segundo es que Estados Unidos no podía rescatarse a sí mismo por sus propias fuerzas y necesitaba recurrir a otras potencias mundiales, que debían actuar de manera coordinada.

El tercero es que la falacia del neoliberalismo y de eso que llaman “los mercados” se ponía de manifiesto en pleno auge verborreico de Reagan y Thatcher. A la reunión asistieron, además de los gobernadores de los bancos centrales, los ministros de Economía, es decir, el Estado, para intervenir en la cotización de las divisas.

El capitalismo actual es capitalismo monopolista de Estado y si en 1985 las potencias tuvieron que frenar la subida del dólar, dos años después tuvieron que volver a actuar en el sentido contrario: para bajar su cotización. El mercado de divisas está, pues, intervenido y quien lo interviene son las potencias imperialistas más fuertes, lo cual no haría falta ni decirlo, de no ser por las tonterías neoliberales tan en boga.

Hace unos días la agencia Bloomberg difundió un largo artículo (*) que empieza recordando el Acuerdo del Plaza y la necesidad de una actuación conjunta de las potencias imperialistas más fuertes para... hacer subir los precios.

Ya no se trata de manipular la cotización de las divisas sino los precios de las mercancías, pero las conclusiones generales son las mismas: no son “los mercados” sino los gobiernos de las grandes potencias quienes regulan los precios, el neoliberalismo sigue siendo una falacia, Estados Unidos no tiene capacidad para actuar unilateralmente sobre la economía mundial, etc.

En todo el mundo el capitalismo estuvo durante décadas luchando contra la inflación y ahora la echa de menos. En el artículo de Bloomberg la inflación es ya el único remedio que se les ocurre para salir de lo que llaman “estancamiento”, que no es más que una expresión timorata para no hablar de crisis generalizada.

“Ninguno de los grandes bancos centrales está alcanzando sus metas”, reconoce el artículo. El enfermo agoniza; lo tienen con respiración asistida; no responde a la medicación... Por favor, sean compasivos. Desde aquí les recomendamos la eutanasia. El capitalismo no tiene remedio. Sean realmente neoliberales: dejen que el capitalismo se muera plácidamente.

(*) Simon Kennedy, Acuerdo de bancos centrales parece indispensable para atizar inflación, http://www.bloomberg.com/latam/?p=5264

8 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Llevaba. 4 dias sin la lectura de vuestra pagina por estar un poco pachucho y ya os echaba de memos.
    Bien. No estais dandole una capacidad all capitalismo que no la tiene cuando decís que los bancos van subir o bajar las mercancías?

    ResponderEliminar
  8. Quiero decir los precios.

    ResponderEliminar