jueves, 15 de octubre de 2015

Todos los políticos británicos están atrapados en las redes de pedofilia

La semana pasada el programa “Panorama” de la BBC emitió un espeluznante documental sobre las redes pedófilas entre los políticos británicos, que están tan extendidas -o más- que entre los curas del Vaticano.

Si a los políticos españoles les gusta el dinero (ajeno), a los ingleses les gustan los niños. La pedofilia ha alcanzado hasta las más altas esferas de la casta británica, incluyendo a la familia real. No se salva nadie.

El escándalo salpica a la propia BBC, que durante décadas promovió y protegió al pedófilo Jimmy Savile, amigo íntimo y confidente del Príncipe Carlos.

Tampoco son sólo delitos sexuales, ya que involucran el asesinato de muchas víctimas infantiles, torturas, penosas lesiones corporales y otros crímenes diversos. Por ejemplo, a Savile le acusan de haber sido un violador en serie no solo de niños, sino también de personas discapacitadas y enfermos terminales.

Las redes de pedofilia de lujo no son recientes sino que se remontan a más de tres décadas, a los años setenta y ochenta, los tiempos de Margaret Thatcher, la Dama de Hierro.

Durante este tiempo, todo el mundo lo sabía y todo el mundo lo silenció. Scotland Yard abrió 31 investigaciones sobre abusos sexuales con niños cometidos por políticos prominentes y todas ellas fueron archivadas por las presiones de los propios delincuentes.

En 2013 el Ministerio del Interior reconoció que entre sus archivos se encontraban 527 documentos relacionados con el tema, pero además, que 114 habían desaparecido de forma sospechosa. No sólo se trata de averiguar el contenido de dichos archivos, sino por qué han desaparecido y quién los ha ocultado. ¿Quién ha podido hacer algo así en las entrañas del Ministerio del Interior?

Según las informaciones de la prensa de los años ochenta, uno de aquellos archivos estaba relacionado con un funcionario del Parlamento, mientras que otro relataba detalles sobre un sirviente del Palacio de Buckingham, residencia oficial de la reina de Inglaterra.

Dichos papeles también contenían datos sobre el “Paedophile Information Exchange”, un grupo de presión que hizo varias campañas para legalizar las violaciones de niños.

Uno de los casos que investiga la policía es el de “La Casa de Huéspedes de Elm”, ocurrido en la década de los setenta en el que varios parlamentarios están involucrados en la violación de varios niños, muchos de ellos residentes en orfanatos ubicados en todo el país, que eran trasladados allí para celebrar orgías colectivas.

Además, la policía de Manchester investiga una denuncias contra el antiguo parlamentario Cyril Smith por las violaciones cometidas en el orfanato de Knowl View, que fue cerrado en 1994.

Scotland Yard trató de impedir la emisión del programa de la BCC con la excusa de que ponía en peligro la “Operación Midland”, una investigación abierta en noviembre del año pasado en contra de las redes pedófilas de lujo.

La realeza también se ha puesto en acción. Un amigo íntimo del Príncipe Carlos desde la niñez, el parlamentario del Partido Conservador, Nicholas Soames, lanzó un ataque extraordinario tras la emisión del programa.

El Príncipe Carlos también mantiene una relación muy estrecha con otro de los pedófilos de altos vuelos, el obispo anglicano de 83 años, Peter Ball, quien fue encarcelado el 8 de octubre con una condena de 32 meses por abusos sexuales que se remontan a 40 años. Desde 1992, Ball ha sido el asesor espiritual y amigo íntimo del Príncipe Carlos, quien le dio refugio a Ball en una de sus propiedades en el ducado de Cornwall cuando por primera vez estallaron las acusaciones en su contra en 1993.

Esta semana el Príncipe Carlos ha tenido que publicar una declaración en la que niega haber obstaculizado la actuación de los tribunales. El 9 de octubre el diario Daily Mail informó de que Ball fue introducido en el círculo íntimo del Príncipe Carlos por el protegido de Mountbatten y el omnipresente Savile.

Así se cierra el círculo criminal.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar