martes, 6 de octubre de 2015

Sin Al-Assad todo Siria caería en manos del Califato Islámico

El 16 del pasado mes de setiembre la radio pública alemana Deutschland Funk entrevistó al antiguo presidente del comité militar de la OTAN entre 2002 y 2005, el general Harald Kujat. En referencia a la situación de Siria respondió: “No podemos dejar de pensar en términos de intervenciones militares, pero primero siempre tenemos que pensar sobre lo que podemos hacer políticamente, ¿qué objetivos políticos queremos lograr? Este es el caso en Siria. Si empezamos a pensar sólo en operaciones militares en este momento, no va a ser productivo, como se dice; en vez de esto tenemos que buscar soluciones políticas, y eso, solo lo podemos lograr con Rusia”.

Si se desploma el gobierno de Al-Assad, añadió Kujat, “el Califato Islámico va a tomar el control de Siria” pero esto no se va a poder evitar solo con ataques aéreos.

Entonces los periodistas le preguntaron por la intervención de tropas de infantería, a lo que el general respondió: “Sí, las tropas de infantería ya están ahí. Son las del ejército sirio. Los rusos están ayudando a mantenerlas intactas bajo circunstancias difíciles. Usemos lo que está haciendo Rusia por un período de transición y trabajemos hacia un objetivo común”, dijo.

En otro encuentro celebrado ayer con la prensa, Kujat calificó de crítica” la situación de la OTAN en Afganistán, añadiendo que toda operación militar de la alianza imperialista en el país centroasiático está condenada inevitablemente al fracaso.

El general alemán realizó las declaraciones en relación con la reciente caída de Kunduz en manos de los talibanes. Kujat asegura que toda la misión internacional ha fracasado, tanto en el terreno militar como en el político.

“No podemos ignorar a los talibanes y tampoco podemos bloquear su progresión. En Afganistán las condiciones son cada vez más tensas”, añadió.

“Sabemos que el Califato Islámico interviene activamente en el este de Afganistán y creo que un número mayor de organizaciones terroristas se infiltrarán en la región”, indicó.

“Lo que ha pasado en Kunduz es un síntoma alarmante. Lo que es posible en Kunduz también será posible en otras regiones de Afganistán”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario