sábado, 10 de octubre de 2015

Oliver Stone denuncia la censura en Estados Unidos

Ayer el director de cine Oliver Stone calificó a Aznar como “un perro faldero” y uno de los ayudantes de Bush, quien “contribuyó a polarizar el mundo” durante su gestión.

Stone, que  presidía un coloquio tras la proyección de su película “Platoon” dentro del Mallorca International Film & Media Festival, criticó también la gestión de Obama, en especial porque ha aumentado el uso de drones en acciones de guerra en Oriente Medio y ha perseguido “ferozmente” a periodistas, a siete de los cuales ha llegado a “arruinarles la vida”.

Para el director de “J.F.K.: caso abierto” y “Wall Street” ha sido un “error” que Obama haya recibido el Nobel de la Paz.

La presencia del cineasta en Mallorca coincide también con el lanzamiento hace pocos meses de la edición en castellano del libro “La historia silenciada de los Estados Unidos”, después de la emisión de la serie del mismo nombre el año pasado en España.

En breve se estrenará su próxima película, “Snowden”, sobre el antiguo agente de la Agencia Nacional de Seguridad, un proyecto que ha salido adelante gracias al apoyo de entidades audiovisuales europeas, en especial francesas y alemanas, ya que en Estados Unidos llegaron a bloquearlo.

La falta de apoyos, a pesar de tener una buena historia y un buen guión, es una “forma de censura”, ha apuntado el director de “Nixon” o “W”, sobre George W. Bush.

De censura real sabe bastante Stone, como la que tuvo del canal HBO cuando quiso emitir la serie “Comandante” sobre Fidel Castro, personaje que, junto a Hugo Chávez, el director ha calificado de carismático.

Pero también existe la “autocensura”, que es el “miedo”, como ha ocurrido en Estados Unidos o en España, ya que las sociedades atemorizan porque “el poder crea miedo”, como pasó en la era de McCarthy.

Stone ha narrado que tuvo que esperar a que muriera Nixon para hacer una película sobre él, porque era un tipo “muy difícil” y tendría que haber sufrido muchos procesos judiciales si la hubiera realizado mientras estaba vivo.

“Él me condenó en televisión por ser un falsificador de la historia de Kennedy y él sabía mucho de esa historia”, aseguró Stone en una larga conferencia de prensa, en la que ha enfatizado en la importancia del libro.

Un documento que debe interesar a muchos estadounidenses que no conocen la historia real de su país, ya que en él se ahonda en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra fría y el origen de la bomba atómica.

En él se recogen las voces de historiadores que no tienen gran cabida en los grandes medios de comunicación, y se muestra “con datos objetivos” que el objetivo inicial de la bomba era Rusia y no a Japón, ha destacado el productor.

“La prensa corporativa ha ignorado los puntos de vista diferentes”, ha afirmado Stone, para quien “La historia silenciada de los Estados Unidos” es su trabajo “más ambicioso”. El libro se ha vendido muy bien en Estados Unidos, Japón y Rusia, y en España y Alemania va bien, ha apuntado Stone.

“Todas mis películas me ha gustado hacerlas”, a pesar de ser “un trabajo intenso”, ha apuntado Stone, para quien “si no amas lo que haces no lo puedes hacer bien”.

Los movimientos colectivos a través de la historia han logrado cosas, ha señalado el cineasta al ser preguntado sobre la reacción de solidaridad de la sociedad europea ante las crisis de los refugiados sirios. Son interesantes, pero difíciles de contar y trasladarlos al drama, ha dicho Stone.


No hay comentarios:

Publicar un comentario