domingo, 4 de octubre de 2015

Los jubilados tienen que seguir trabajando para subsistir

En Alemania los jubilados tienen que seguir trabajando porque la pensión no les permite llegar a fin de mes. Según datos de la Oficina Federal de Estadística (Destatis), en 2012 casi 800.000 jubilados trabajan repartiendo periódicos o reponiendo estanterías en supermercados, en los llamados “miniempleos” de 400 euros mensuales. De esa cifra 120.000 ancianos eran mayores de 75 años.

En Alemania uno de cada 7 ancianos entre los 65 y los 69 años tiene que trabajar. En 2005 la proporción era de uno por cada 10 y las cifras seguirán en aumento a causa de la reducción progresiva de la cuantía de las pensiones. Unas pensiones reducidas ayudan, pues, a reducir los salarios.

La multinacional Daimler ya ha reincorporado a sus filas a 600 antiguos trabajadores que estaban jubilados. Otras grandes empresas, como Bosch, llevan años reincorporando a sus jubilados a los talleres y oficinas. En total ya tiene a unos 1.600 ancianos trabajando. El gigante de venta por internet Otto lazó su propio programa en 2012. En la actualidad tiene en nómina a unos 50 ancianos. Incluso se ha creado un programa “Space Cowboy” para que los jubilados acudan tres días a la semana a las fábricas.

Como los demás países capitalistas, Alemania ha ido reduciendo progresivamente la cuantía de las pensiones. Quienes se han jubilado a partir de 2000 con todos los años de vida laboral estipulados, cobraban una pensión media de alrededor de 1.000 euros. En 2011 esta cantidad se rebajó a poco más de 900. Actualmente el 30 por ciento de los jubilados alemanes cobra poco menos de 700 euros al mes.

Este año la renta límite de la pobreza en Alemania se ha fijado en 892 euros por persona. Con este umbral, el 15,5 por ciento de la población vive en la pobreza. Hay, pues, más de 12 millones de alemanes oficialmente pobres.

Pero el fenómeno no es exclusivo de Alemania. En Europa un promedio del 11,5 por ciento de los ancianos entre 65 y 69 años tienen que seguir en activo para poder subsistir. Las jubilaciones son cosa del pasado. Los ancianos tendrán que seguir trabajando toda su vida, estén sanos o incluso enfermos, o rebuscar en medio de las basuras.

2 comentarios:

  1. Vamos a peor y la gente no se entera o no se quiere enterar. Si se habla claro del contexto histórico que vivimos −de quienes son nuestros opresores- y que no se va a poder salir de él si no es con lucha, hacen "mutis por el foro" igual que ratas asustadas (tienen miedo de perder el puesto laboral y pasar a formar con el mundo marginal de los parados). Además están tan de-construidos como ente popular que si a gente como nosotros nos crucificasen o quemasen por hablar libremente la verdad (similarmente a como hizo Jesús Cristo en contra de los fariseos, poniendo en evidencia su falsedad y la finalidad de sus comedias religiosas), me da que, pasando con gusto de sus TV-s con que se los aliena y de-construye, irían a "gozar del espectáculo" e incluso muchos de ellos a arrimar leña si de hogueras se tratase. Sus comentarios justificando este tipo de represiones fascistas en contra de nuestro obrar honesto, noble y valiente, resuenan en mis oídos como si fuesen reales. Los católicos que usaron de las diversas religiones para alienar sacerdotalmente a los pueblos antes de la actual era telemática (en todas las culturas habidas y por haber), saben bien como tratar con enanos, sembrar la desunión con sus manipulaciones y aprovecharse de todo ello para la consecución de sus fines. Pretender darle la vuelta a esta situación con esta 'clase de tropa', es cosa de ilusos. Les roban todo desde la política favorable a los tramposos explotadores, les han robado incluso la dignidad a muchos, y no se reacciona ni cabe esperar de las masas una reacción solidaria e inteligente. (Aliados con la tontería, incluso los dioses luchan en vano.) NO HAY NADA QUE HACER. No vale la pena preocuparse por cómo salir de esta inmundicia. MISIÓN IMPOSIBLE. Tienen al enemigo (el poder mediático corporativo) en casa y por doquier y no se enteran. Creen en dioses, en los cacatúas mediáticos, prestan oído a cuanta basura se vierte por esos medios, pero de levantarse no quieren saber nada porque con su filosofía de gusanos creen reducir el riesgo de ser pisados y prefieren la vida indigna y arrugada antes que levantarse y luchar valientemente en contra del opresor. Mientras que los suyos pasan necesidades, alimentan al CUCO estas avecillas, que se atreven ni a piar... lo que sería el primer paso para comenzar a erguirse. Suena duro, pero creo ser realista. Si no lo hubiera vivido así, si no lo viese en la historia como una constante, no lo contaría como lo hago. Cualquier logro posible, volverá a ser revertido ineludiblemente por los marranos, como hicieron a lo largo de la historia entera de la humanidad. No vale la pena preocuparse. Mejor es ver de sembrar la tierra, apartarse de unos y otros, y "a los pobrecitos" que les sigan dando... ¿su merecido?

    ResponderEliminar
  2. Hay que ser previsores eso es todo, mirad a nuestro campechano, el más entrañable de los abuelitos, o al muy honorable padre de la patria catalonica, pero claro es mejor estar todo el día holgazaneando y después lamentarse.
    Pues no señor, ¡Que se jodan!.

    :-p

    ResponderEliminar