domingo, 18 de octubre de 2015

El BBVA condenado por evasión fiscal en Estados Unidos


La filial suiza de BBVA ha pactado con el Departamento de Justicia de Estados Unidos pagar una multa de unos 10 millones de dólares (alrededor de 8,8 millones de euros) para que le cierren una investigación sobre evasión fiscal.

A eso en Estados Unidos le llaman “justicia”. Consiste en pagar parte el botín para poder legalizar una actividad criminal. Es lo mismo que hacía Inglaterra con los corsarios hasta hace 200 años: patente de corso.

El arreglo se enmarca dentro de la investigación realizada por Estados Unidos sobre varias entidades que colaboran con los evasores fiscales norteamericanos utilizando las leyes de secreto bancario de Suiza para ocultar su dinero.

BBVA Suiza cuenta con 138 cuentas relacionadas con el país norteamericano, con un valor de más de 157 millones de dólares.

El programa impulsado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, lanzado en agosto de 2013, ofrece una alternativa para que los bancos suizos alcancen acuerdos con la Hacienda estadounidense con el fin de evitar ser condenados en juicio como delincuentes.

La categoría “delincuente” es sólo para aquellos que no pueden pagar el precio estipulado.

1 comentario:

  1. ¡O sea que, cualquiera que tenga dinero −y digo cualquiera-, al que no se le pueda desplumar totalmente por la mafia jurídica que tantas veces pinta hechos en vez de resolver las causas en función de los hechos realmente acaecidos, es sin más un señor o cuando menos jamás un delincuente haga lo que haga?

    Me resisto a creer que Manuel Freitas tenga razón al definir al capitalismo como: «Una empresa de ladrones, comunes, disfrazada de "civilización"», porque solo sería posible la acumulación del capital generado por las mentes y manos del proletariado por unos pocos y sus lacayos, con la cooperación de los estamentos político, jurídico, militar y mediático.

    Llegué tarde a esto de la espiritualidad auténtica (y no me refiero a la denominada como tal con base en las religiones, sino a la potencia intelectual que permite ver lo que hay en la realidad más allá de los velos intencionados con que se la pretende disfrazar sistemática e intensivamente) y por ello son muchas las cosas a las que no llego (vamos, que ignoro: y por favor no se me llame ignorante por ello, ya que la sabiduría marca límites al conocimiento y yo opté por la filosofía antes que pretender saber todo de todo.

    Pero vamos a lo que iba: ¿Cuando montamos la guerra internacional para limpiar de corrupción las sociedades de derecho y lograr que sean igualitarias y para nada de derechos mínimos para las mayorías actualmente sometidas por mafiosos inmisericordes? ¿Tenéis las bolinas en su sitio y ellas lo que tengan de suyo, además de luz en el alma para arrear a las masas a que nos oigan solo a los veraces para después obrar en consecuencia? Y no digo que nos permitan invadir naciones al modo filo-sionista, sino que se pongan a nuestras órdenes: de generales y todo tipo de lugartenientes, con o sin estrellas, que puedan estar por la labor.

    ¡Me cachis en todo!; ¡no digáis que soy mal educado, ya que siempre me despido con un... Saludo-s!

    ResponderEliminar