martes, 6 de octubre de 2015

A los niños con enfermedades síquicas los encierran en los calabozos

A causa de la falta de camas en los hospitales, la policía británica encierra en los calabozos de las comisarías a un promedio de tres niños con enfermedades mentales a la semana. En un año, un total de 161 menores de 18 años fueron entregados a la policía tras ser ordenado su internamiento en virtud de la Ley de Salud Mental.

Esta aberración es consecuencia de los recortes en gastos sociales. Desde 2009 hasta 2014 el gobierno de Cameron ha reducido en más de 68 millones de euros las dotaciones de salud mental infantil y ha recortado un 8 por ciento desde 2010 el gasto en salud mental de la sanidad pública.

Además, unos 18.000 discapacitados han perdido sus ayudas y 1 millón de personas entre 65 y 89 años que recibían ayuda domiciliaria para higienizarse, desplazamientos, compras, subir escaleras, etc. han sido abandonados sin ninguna asistencia.

Los recortes se llevan a cabo a pesar de que las necesidades aumentan a causa de la crisis del capitalismo. Las episodios agudos de los enfermos psiquiátricos han crecido un 20 por ciento.

Las celdas de una comisaria no son el lugar adecuado para tratar a los enfermos, sobre todo si son niños. Tras el escándalo Theresa May, ministra del Interior, se rasga las vestiduras. Se ha comprometido a erradicar esta práctica el año pasado después de que una niña enferma síquica de 16 años de edad, estuvo los calabozos de una comisaría en Torquay durante dos días. El caso causó un gran revuelo después de que se denunciara públicamente.

Paul Netherton, policía de Devon-Cornwall, denunció en noviembre que la chica estaba recluida en una celda policial. “No hay camas disponibles en el Reino Unido!... La comisaría en una noche de viernes y sábado no es lugar para un niño que sufre problemas de salud mental. ¡¡Que envíen enfermeras para cuidar de ella en el calabozo!!”

La policía ha introducido protocolos para evitar el ingreso de menores de 18 años en los calabozos y los adultos (enfermos mentales) sólo ocasionalmente, pero esta semana denunció: “Una vez más el Ministro de Salud mantiene pacientes en celdas policiales porque no hay camas disponibles en Devon-Cornwall. La Sanidad Pública está proporcionando enfermeras para ayudar, pero aún no hay plazas en los hospitales. Es inaceptable”.

Según el Consejo Nacional de Jefes de Policía, 161 niños con problemas de salud mental fueron internados en comisarías en Inglaterra y Gales en los últimos 12 meses. Las comisarías de Devon-Cornwall y Sussex recibieron el mayor número de niños con enfermedades mentales enviados a las celdas, con 25 cada comisaría.

Durante ese período 947 niños fueron internados, lo que significa que más del 15 por ciento de los internados se enviaron a las comisarías. El resto fue ingresado en un “lugar seguro basado en la salud”, como un hospital o en casa.

Christine Jones, comandante de la Policía Metropolitana y oficial superior responsable de los casos de salud mental, dijo que los funcionarios se vieron obligados a colocar a niños “muy vulnerables” en las celdas, porque los servicios de salud y los departamentos de accidentes y emergencias no tenían instalaciones para los pacientes de salud mental. Jones señaló que las celdas no son el lugar para un enfermo mental.

Lord Adebowale, dirigente de Turning Point, una organización benéfica que apoya a las personas con problemas de salud mental, dijo que ingresar a un enfermo en una comisaría no debería ser nunca una opción. En una carta al diario The Times, ha escrito: “Tenemos un sistema que está fallando a la gente [...] por no disponer de personal capacitado en salud mental; y muy pocas camas en la sanidad pública. Es evidente que necesitamos más centros sanitarios seguros [para enfermos síquicos]”.

La investigación realizada por la Escuela Superior de Policía ha demostrado que entre el 12 y el 15 por ciento de los incidentes policiales están relacionados con problemas de salud mental. La comandante Jones, de la Policía Metropolitana, ha puesto en marcha una comisión conjunta con sanidad pública y los servicios de salud mental para tratar de reducir la presión sobre el sistema policial. Se ha indicado a los funcionarios de la policía que informen de los casos de personas mentalmente vulnerables, para que puedan recibir apoyo de salud mental antes.

En 2013, tras la muerte de miles de enfermos en 5 hospitales británicos, se descubrió que gran parte del tratamiento hospitalario está en manos exclusivamente del personal auxiliar, es decir, trabajadores por debajo del nivel de enfermería. Los auxiliares del sector sanitario en el Reino Unido no tienen que someterse a ninguna prueba para ser contratados. No se regula a este sector del personal porque perciben muy bajos salarios y si se les exigiera cualificación profesional –como ocurre en España- se dispararían los costes salariales.

Fuente: http://www.thetimes.co.uk/tto/public/article4537342.ece

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. •He pasado hace ya más de media vida de "Los mundos de Yupi" para mayores de edad cronológica de que se nos provee por las TVs y más recientemente y una vez formado intensivamente como usuario informático autodidacto tan avanzado que diría sin temor a equivocarme que a nivel de técnico superior en ciertos aspectos (comencé en abril de 2088 defendiéndome ya con la mecanografía), me he dado a leer contra-información, adentrándome así en algo más horrendo y por supuesto real que los infiernos de Dante (hiena que hace poesía sobre los sepulcros según Friedrich Nietzsche: me imagino que en referencia a la seudo imitación que se pretende por Dante del Hades de la mitología clásica, al que mis instintos me impidieron leer entero pese a que estaba en mi intención hacerlo).
    •¡Vaya mundo de mierda debido a los católicos de las diversas religiones! Y a continuación una muy larga pregunta que abro con exclamación:
    •¡Amigos, por qué no me ayudáis a intentar realizar ese cambio de historia según mis "Propuestas Políticas para la Construcción del Futuro", dándonos a conocer al tiempo de poner las mesas para hacer el llamado a formar ese "Partido Imperialista Constitucional" que preconizo en mi "Guía Política Antifascista" http://goo.gl/t7z3Ke y después yendo por las ciudades y pueblos, casa por casa, explicando a la gente por qué debemos erigirnos en grande fuerza para la recuperación por el pueblo del poder político, capaz incluso de forzar nuevas elecciones a modo de demostración de fuerza sin tener que esperar el fin de la legislatura en curso, a efectos de ejercer el poder político mediante la democracia directa en asambleas en las que decidir por nosotros la forma de resolver nuestra problemática, al modo de gobiernos como el de Rafael Correa o cualesquiera otros cuyos aportes nos puedan servir cual modelo más eficaz y por tanto conveniente de trabajar nuestros ejecutivos, dejándoles para los católicos de las diversas religiones el poco pan y su nauseabundo circo con que entretienen a las masas mientras "cortan el bacalao" a su conveniencia?

    ResponderEliminar