sábado, 5 de septiembre de 2015

Teresa de Calcuta: una farsa propia del Vaticano

Teresa de Calcuta fue fundadora de la congregación “misioneras de la Caridad”. En 1979 le otorgaron el premio Nobel de la Paz y en 2003 la iglesia católica inició el proceso de beatificación. Para los católicos es un símbolo de la caridad cristiana. La consideran como la misionera por excelencia del siglo XX.

Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Montreal, en Canadá, aporta nuevas informaciones sobre su biografía y actividades. Se titula “Les côtés ténébreux de Mère Teresa” (El lado oscuro de la Madre Teresa) y ha sido elaborado por Genevieve Chenard, Serge Larivee y Carole Senechal. Los investigadores canadienses han examinado más de 500 documentos que constan que el altruismo y la generosidad de Teresa no eran más que una farsa de grandes proporciones.

Su biografía fue inventada por Malcolm Muggeridge, un periodista de la BBC, que en 1969 la enalteció en el documental “Something Beautiful for God” (Algo bello para Dios), presentando al mundo la imagen de una misioniera altruista que dedicaba su vida a los pobres enfermos en la India. En 1971 el periodista publicó un libro con el mismo título.

La misionera percibió donaciones por valor de decenas de millones de dólares para sus hospitales, a los que solía llamar “casas para enfermos”. Llegó a abrir cientos de ellos en diversos países, pero de ninguna forma podían equipararse a los hospitales. Los enfermos agonizaban abandonados sobre esteras tendidas en el suelo.

La prensa publicó las fotos de estos enfermos para ayudar a que la monja recaudara millones, incluso dinero proveniente de dictadores despiadados como François “Papa Doc” Duvalier, de Haití.

Se la llegó a conocer en vida con el apodo de “Santa de las Alcantarillas” porque sirvió más a los propósitos de lucro de la iglesia católica que a la necesidad de los enfermos y desamparados. La mayor parte de las donaciones millonarias que percibía iban a parar al Vaticano, dejando a los enfermos en condiciones deplorables, sin medicamentos ni cuidados.

Los médicos calificaron a sus “casas para enfermos” como “casas de la muerte” o “morgues”. La Organización Mundial de la Salud recibió varias denuncias de que esos lugares eran otros tantos focos de expansión de las epidemias. Una antigua voluntaria llegó a relatar que hacían falta hasta las aspirinas para hacer un poco más soportable el dolor de los enfermos.

El investigador Sege Larivee afirma que la la misionera puso en práctica sus convicciones sobre el sufrimiento humano como un medio para llegar a la salvación. La mujer creía que aquellos que más sufren están más cerca del cielo y de Cristo.

Christopher Hitchens, un periodista que trabajaba en Estados Unidos, ya denunció el fraude al publicar su libro “The Missionary Position: Mother Teresa in Theory and Practice” (1995). En un párrafo del libro es posible leer: “Tenga en cuenta que las cifras globales de la Madre Teresa son más que suficientes para equipar varias clínicas de primera clase en Bengala. La decisión de no hacerlo [...] es intencional. El asunto no es el honesto alivio del sufrimiento, sino la promulgación de un culto basado en la muerte, el sufrimiento y el sometimiento”.

En aquella época, Christopher Hitchens fue “lapidado” por la propaganda católica por haber criticado a la “Santa”.

La misionera protegió a un sacerdote pedófilo, el jesuita Donald McGuire porque era amigo suyo. En 1993 el sacerdote fue despedido por el Vaticano por abusar de un niño. La misionera utilizó sus influencias para que McGuire fuera restituido en el cargo.

Años después, aparecieron nuevas quejas de pedofilia contra McGuire presentadas por fieles católicos y las propias autoridades. McGuire finalmente terminó siendo condenado a 25 años de cárcel por sus crímenes.

Fuente: http://elacorazado.mx/madre-teresa-de-calcuta-el-angel-del-infierno/

Christopher Hitchens, documental ‘Hell’s Angel’ (El Ángel del Infierno), 1994
http://www.youtube.com/embed/0xSNvXRBdog

2 comentarios:

  1. Todo lo contrario la Madre Teresa de Calcuta fue una grandisima admiradora del Enver Hoxha y una luchadora incansable por los derechos de los mas desfavorecidos. Ella siempre colaboro y aporta su granito de arena a la lucha por la emancipación de la clase trabajadora ya sea en Cuba ayudando economicamente o a Enver Hoxha donde estuvo trabajando infatigablemente para ayudar a superar los poblemas de hambrunas que pasaron en Albania en aquellos años. Es mas algunas teorías dicen que Enver Hoxha y la Madre Teresa de Calcuta llegarón a tener descendencia.... Así que imagínate, dudo mucho que como decís en el articulo fuera sierva de la burguesia.

    ResponderEliminar
  2. Otro hermanito de la caridad fue el polaco Lech Walesa un anticomunista al frente del sindicato solidarnosc (Solidaridad) financiado por el Vaticano.

    ResponderEliminar