viernes, 25 de septiembre de 2015

‘Machacar a Barcelona poco a poco’


Hoy se estrena el documental “Barcellona ferita aperta” dirigido por la periodista Mónica Uriel que relata los bombardeos de Barcelona por parte de la aviación fascista italiana durante la Guerra Civil.

Fue una de las grandes vergüenzas de la “no intervención” de los países extranjeros en la Guerra, que aisló a la República, mientras permitió que los fascistas contaran con el apoyo de Alemania e Italia.

Los bombardeos los ordenó Mussolini personalmente con la expresión “martellamento diluito nel tempo”, o sea, “machacar poco a poco” a los habitantes la ciudad. El general fascista Francesco Pricolo escribió lo siguiente sobre los bombardeos de la aviación italiana en la guerra, y en Barcelona en particular:
 
Con los bombardeos aéreoshay que crear una sensación de terror inmediato entre la población enemiga, destruyendo continuamente la ciudad, los centros urbanos, todas las fuentes de vida y someterlos a una pesadilla de la que no puedan despertar y que les obligará a rendirse [...] Los periodistas extranjeros han reconocido que, si el bombardeo constante de Barcelona hubiera continuado a ese ritmo durante dos semanas más, ningún gobierno habría podido evitar la rendición total de la ciudad”.

La aviación fascista italiana ya había efectuado bombardeos a lo largo de la costa mediterránea española en varias ocasiones. A pesar de que los fascistas se llaman a si mismos “nacionales” permitían que alemanes (Gernika) e italianos (Barcelona) actuaran por su cuenta para matar a los que consideran como su mismo país.

En total murieron 2.500 personas en Barcelona, un millar de ellas en tres días, del 16 al 18 de marzo de 1938.

En el documental salen a la luz hechos poco conocidos como que la Italia democrática siguió recibiendo de España dinero por su participación en la guerra, una deuda de la que constan documentos oficiales que se muestran.

Fueron uno de los primeros bombardeos de saturación de la historia y el segundo que más muertos causó en la guerra española en una sola de las incursiones, tras el de Gernika.

En 2013 la Audiencia de Barcelona admitió a trámite una querella contra los pilotos italianos que participaron en los bombardeos. Las víctimas de los bombardeos de Barcelona efectuados por la Aviazione Legionaria italiana todavía esperan que Italia les pida perdón.

En 2008 Jesús Garay dirigió un documental con el título de “Mirando al cielo”, que se centra en los bombardeos del 17 de marzo, e incorpora material de la época, imágenes de los hechos y entrevistas con militares, historiadores y supervivientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario