viernes, 14 de agosto de 2015

Los últimos crímenes de la misión de la ONU en Centroáfrica

El general Babacar Gaye
Desde la invasión imperialista en 2013, la República Centroafricana padece una limpieza étnica. Unos 30.000 musulmanes, agrupados en Seleka, viven en siete enclaves custodiados por tropas de la ONU, de los que no pueden salir. Otros han huido en masa hacia los países vecinos.

A principios de este mes los cascos azules iniciaron una operación militar en PK5, el único barrio musulmán de Bangui, la capital de República Centroafricana. Uno de los soldados de la ONU murió y otro violó a una niña de 12 años. Además, los cascos azules ejecutaron a dos civiles, padre e hijo, frente a su casa.
 
Como consecuencia de ello el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, ha destituido al jefe de la misión de la ONU en la República Centroafricana, el general Babacar Gaye. “No voy a tolerar ninguna acción que pueda empujar a la gente a tener miedo en vez de confianza. Cada individuo de los que trabaja con Naciones Unidas tiene que posicionar sus ideales ante todo”, ha declarado un Ban Ki-Moon, que ve cómo los escándalos relacionados con las violaciones de derechos humanos dinamitan su anunciada “tolerancia 0” contra los crímenes. "No puedo expresar lo angustiado, enfadado y avergonzado que estoy por las repetidas informaciones a lo largo de los años de explotación y abusos sexuales por parte de fuerzas de la ONU", dijo Ban Ki-Moon.

El caso de la niña de 12 años, ocurrido el pasado dia 2 de este mes, se suma a otros abusos cometidos por la soldadesca francesa de la Operación Sangaris y las tropas de la ONU a una docena de niños de entre 9 y 12 años, también en la capital, Bangui, entre diciembre de 2013 y junio de 2014.

El revuelo sigue a otro escándalo más que estalló hace unos días al hacerse público que la ONU ha renovado contratos a la aerolínea que opera los helicópteros en varias misiones, aun sabiendo que sus delegados han cometido abusos en el Congo.

El destituido general Gaye ha participado en las misiones de la ONU en Líbano, Irak o Siria. De 2005 a 2010 fue el comandante de la misión en la República Democrática del Congo, que es la más grande del mundo y considerada una de las más complejas. Entonces el este de Congo cayó bajo las manos de la rebelión de Lauren Nkunda y se sucedieron matanzas, como las de Kiwanja, en las que la ONU fue acusada de pasividad.

Gaye es conocido en su país, Senegal, por el naufragio del Joola, el Titanic africano, ocurrido en 2002, uno de los peores de la historia de la navegación marítima. Todos dicen que fue el Titanic, pero hasta en eso África es un continente marginado: en el Titanic desaparecieron 1.622 pasajeros, en el Jolla fueron más de 2.000.

La invasión imperialista del Congo se inició a finales de 2013 para acabar con la creciente influencia de China. Se produjo un levantamiento de los musulmanes Seleka que resultó ferozmente aplastado por las milicias cristanas antibalaka. Francia decidió enviar tropas que después fueron relevadas por la Unión Africana y la ONU, que tienen 11.000 soldados en el país centroafricano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario