viernes, 28 de agosto de 2015

Cada vez menos alumnos en las universidades españolas

En el curso pasado las universidades españolas matricularon 55.487 estudiantes menos, que se suman a los 40.000 perdidos desde 2012. Las causas de esta alarmante disminución de estudiantes se debe al alza de las tasas de matrícula y la reducción de las becas.

Según el avance estadístico anual del ministerio de Educación, el mayor peso de la pérdida de alumnos lo registra la enseñanza pública, que sufrió las tres cuartas partes de la caída, el 77 por ciento, equivalente a 42.578 alumnos.

Las universidades perdieron 95.443 alumnos; 86.230 de los cuales corresponden a la universidad pública y por primera vez la privada tuvo un descenso de 12.909 estudiantes.

Las causas del descenso de alumnos son el incremento de las tasas académicas y la reducción de las becas.

Aunque el descenso comenzó en 2012, se aceleró el año pasado con la aprobación de un real decreto que autorizó la subida de tasas y provocó el incremento del precio hasta el doble en algunas comunidades autónomas.

La cantidad aportada por las becas universitarias cayeron en una media de 27 por ciento durante el gobierno del PP. En 2012 las comunidades autónomas fueron autorizadas a subir las tasas universitarias. En Madrid un grado en Derecho cuesta ahora 6.480 euros, mientras que en 2009 por el mismo número de créditos el alumno pagaba 3.739 euros.

A ello se suma que aunque haya más alumnos becados, la cuantía que reciben es menor, pues en el curso 2013-2014 recibieron de media 1.869 euros, 27 por ciento menos que dos años antes.

En el curso 2011-2012, subrayó, 442.000 becarios recibieron 1.134 millones de euros, pero el último año 473.000 obtuvieron 884 millones de euros.

Acabaremos siendo un país de borregos...

1 comentario:

  1. En desacuerdo con la conclusión final. El ser o no ser borrego no correlaciona con "ir" o no a la universidad. ¿Los que no van/no hemos ido a la universidad se ven condenados a la alienación, a la insolidaridad, al egoísmo, al clasismo? ¿ no es, por cierto, mas bien al contrario, según nos indica lo que nos rodea?

    ResponderEliminar