martes, 11 de agosto de 2015

100 años de la historia de Irak contada en 100 líneas

Como país independiente Irak sólo tiene 100 años de historia, cuyos acontecimientos sociales y políticos, pasados y presentes, no se explican por motivos religiosos sino por la lucha de clases.

Hace 100 años el territorio que hoy conocemos con ese nombre formaba parte del Imperio Otomano, que fue derrotado en la I Guerra Mundial, una guerra imperialista cuyo resultado final condujo a un nuevo reparto del mundo que se materializó en el Pacto Sykes-Picot, por el cual Inglaterra y Francia se repartieron Oriente Medio. Irak fue sometido al imperialismo británico. Aquel Pacto se firmó en secreto y se conoció en 1917 gracias a la Revolución de Octubre, ya que el zarismo fue otros de los firmantes del mismo.

El mapa de Irak lo impusieron los imperialistas como consecuencia de su relevante papel geoestratégico en Oriente Medio, su proximidad a la URSS y el acceso a los pozos de petróleo. Era un país dislocado. Mientras territorios irakíes como Kuwait se separaron, se incorporaron otros, como una parte de Kurdistán, que no eran irakíes. Irak es, pues, un problema nacional dentro de otro problema nacional.

Los británicos pusieron a los sunitas a cargo del Estado, a pesar de que los chiítas eran la confesión mayoritaria. Pero al mismo tiempo, los chiítas eran los sectores más pobres de la población, especialmente campesinos.

En Irak ni siquiera el rey era irakí. Como recuerda la figura cinematográfica de Lawrence de Arabia, el imperialismo británico impuso una monarquía feudal llevada desde el exterior y basada en los terratenientes (de religión sunita), que aplastaron a sangre y fuego las revueltas de los campesinos pobres (chiítas) y las nacionales de los kurdos.

Ni una gota de petróleo quedó dentro de Irak. Se repartió en cuatro partes de un 23'75 por ciento para cada una de las potencias (Gran Bretaña, Francia, Holanda y Estados Unidos), mientras el 5 por ciento restante fue a parar a las manos de Caloste Gulbenkian, que ayudó a negociar el reparto entre los imperialistas.

Los acuerdos entre los imperialistas y de estos con la monarquía no se impusieron pacíficamente sino a costa de numerosos levantamientos populares. En mayo de 1920 hubo 10.000 muertos. En 1925 en Suleimaniya un levantamiento masivo fue bombardeado con gases tóxicos. La expresión de esas movilizaciones fue siempre política, y no religiosa, especialmente de tipo nacionalista, kurda, panarabista, luego baasista y nasserista, pero especialmente comunista.

El mandato británico sobre Irak acaba oficialmente en 1932 pero, de hecho, continúa dominando el país.

La creación del Partido Comunista en 1934 fue la culminación de la resistencia contra el imperialismo en Irak, hasta el punto de que se convirtió en la vanguardia más importante de todo el Oriente Medio. En la lucha contra el imperialismo y sus agentes internos, Partido Comunista de Irak agrupó en sus filas a todas las naciones (árabes, kurdos, asirios, shabak) y todas las confesiones religiosas (sunitas, chiítas, cristianos). Su destrucción se convirtió en el objetivo primordial de la represión imperialista.

Si tras la Primera Guerra Mundial los imperialistas británicos sucedieron a los otomanos, tras la Segunda los estadounidenses sustituyeron a aquellos.

Además de la Guerra, a partir de 1945 Oriente Medio conoce otros problemas, que se superponen a los ya existentes, ninguno de los cuales es religioso tampoco, especialmente la creación del Estado de Israel, la primera agresión israelí (1948), el destierro palestino (Al-Nakba), la caida de la monarquía en Egipto (1952), el golpe de Estado en Irán contra Mossadegh (1953) y sobre todo, la firma del Pacto de Bagdad en 1955.

El Pacto de Bagdad fue la Otan de Oriente Medio. También fue conocido como Cento (Central Treaty Organisation) y de él formaron parte países como Pakistán, Irán, Turquía, Irak y Gran Bretaña. Tenía dos objetivos: la guerra fría contra la URSS y la lucha contra los movimientos de liberación nacional, especialmente en los países árabes y kurdos. Como su propio nombre indica, Irak y el Partido Comunista de Irak constituían el objetivo central de la organización militar imperialista.

[Continuará]


1 comentario:

  1. Dato de interés ,el Señor Cinco por ciento : Calouste Gulbenkian



    Nacimiento 23 de marzo de 1869

    Üsküdar, Imperio Otomano

    Fallecimiento 20 de julio de 1955 (86 años). Lisboa, Portugal

    Nacionalidad Armenio

    Ocupación ingeniero, empresario

    «Señor 5%»



    En 1928 poseía el 5 por ciento de cuatro grandes compañías petrolíferas por su papel en la transferencia de los bienes de la Turkish Petroleum Company a esas compañías, por lo que se ganó el apodo de «Señor Cinco por ciento.

    ResponderEliminar