lunes, 6 de julio de 2015

Putin sube un grado el tono de sus palabras

En un artículo publicado el sábado en Rusia Insider la periodista irlandesa Danielle Ryan (que tiene su propio sitio politico.com) expone un sutileza a la que merece la pena prestar atención. Dice que en su discurso el día anterior ante el Consejo Nacional de Seguridad Putin ha cambiado la manera de referirse a las demás potencias, a las que antes calificaba de “socios occidentales” y ahora les ha pasado a llamar “oponentes geopolíticos”.

Incluso en los peores momentos, con la guerra de Ucrania en su cénit, Putin siempre había calificado como “socios occidentales” a Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Francia y demás. El discurso era tan plano que alguno llegó a decir que se trataba de una ironía de Putin, que no es tan serio como parece.

Ryan defiende una explicación muy verosímil de este giro lingüístico. Dice que el recientemente aparecido Estrategica-2015 del Pentágono pone a Rusia como enemigo número uno en paridad con el Califato Islámico. Es cierto que, además, el Pentágono menciona a China y a Corea del norte en un primer plano, pero los comentarios sobre China aparecen suavizados y Corea del norte es un caso muy especial. Por lo tanto, el Pentágono equipara a Rusia con el Califato Islámico, lo que en Moscú no ha debido sentar muy bien.

A ello hay que añadir el discurso de Obama en la ONU en setiembre del año pasado, que ya hacía presagiar algo parecido. Entonces Obama dijo que el terrible escalafón de las mayores amenazas para la humanidad era el siguiente: primero, el virus del Ébola, luego Rusia y tercero el Califato Islámico.

Por tal motivo Lavrov, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, se dirigió a los diputados para contarles que inmediatamente después de escuchar el discurso, llamó por teléfono a su colega en Washington, John Kerry, quien minimizó la importancia del discurso de Obama. Más o menos vino a decirle que eran chorradas para la galería.

Naturalmente. Ya sabemos que Obama dice chorradas, que la estrategia de Estados Unidos también se basa en chorrradas y que en Washington no hay más que chorras. Pero todos ellos están armados hasta los dientes y esta escalada verbal no presagia nada bueno.

No es casualidad que en dos ocasiones los imperialistas hayan puesto a Rusia junto al Califato Islámico y no es de extrañar que en Moscú hayan perdido la paciencia. Efectivamente, se trata de concluir que Rusia también es un Estado terrorista. O una pandemia.

Nos queda una duda: si Rusia y el Califato Islámico juegan en la primera división de los enemigos de Estados Unidos, ¿qué queda de la política anunciada por Obama en 2011 de bascular hacia Asia? El año pasado, en plena guerra de Ucrania, el ministro polaco de Defensa le dijo que debía volver a bascular hacia Europa. ¿Le ha hecho caso? No. La mitad de flota estadounidense está en el Pacífico y esa presencia seguirá creciendo en el futuro.

1 comentario:

  1. Esto enlaza con el debate sobre interpretar enfrentamiento geopolitoc como un conflicto interimperialista. Más allá cabe determinar el siguiente paso del imperialismo norteamericano y traducirlo en una respuesta de movilización politica. Será una dirección mas en la "estrategia del loco" o un paso calculado en el Nuevo Orden Mundial. Merecería comentario de esta web al respecto. Saludos!

    ResponderEliminar