lunes, 27 de julio de 2015

Por fin a una concejala se le suelta la lengua

En su blog la concejala de Juventud y Protección Animal del Ayuntamiento de Alicante por Guanyar Alacant, Marisol Moreno, califica a la Familia Real de "vagos, estafadores, borrachos y asesinos", y al rey Juan Carlos le llama "abuelo borracho que mata elefantes en Botswana".

La concejala, que se hace llamar "Marisol La Roja" en las redes sociales, es coordinadora del área homosexual de Guanyar Alacant, una coalición integrada por Podemos, IU y otros colectivos. Utiliza un lenguaje muy florido porque es licenciada en filología árabe.

Dice del rey Bobón que "este hijo de puta ha matado a un ser que, en muchos aspectos, es mejor que los humanos... aunque claro, que se puede esperar de un tío que disparó a su propio hermano y lo mató".

Al rey incluso le mete en el mismo grupo que a Joaquín Sabina, Andrés Calamaro o Toni Cantó, a los que califica como "homínidos inconscientes y poco evolucionados".

En el blog escribe contra la policía española: "Son como borregos adiestrados que pegan con impunidad a las mujeres". Al anterior Consell de Valencia le llama "puto gobierno pepero de Valencia" y del público presente en la plaza de toros de Pamplona dice: "Mirar estos hijos de puta... una bomba os tiraba yo a vosotros".

Al subir la imagen de una campaña contra la tauromaquia escribe: "No me da la gana que mis impuestos subvencionen asesinatos. A no ser que sean los de los políticos". Su propuesta es la de utilizar las subvenciones destinadas a los toros para "asesinar políticos".

En plena campaña de las elecciones autonómicas escribió sobre la presidenta andaluza Susana Díaz: "Qué ascazo, ignorantes, gobernantes de mierda... una buena gobernante ha de ser consciente de su posición en el mundo, consciente del privilegio que marca su especie y del poder que genera con respecto a las demás especies".

Según ella, "hay que ser muy inepta, egocéntrica y ridículamente antropomorfista para que, como gobernante, se abogue por las escuelas que enseñan a maltratar y ratificar esa visión androcéntrica del ser humano".

1 comentario:

  1. Se debería cuidar de ella, pues gente así de honesta y valiente vale mucho. Pero el pueblo cagón es incapaz de poner sobre sus hombros las mejores cabezas y también es incapaz de cuidar de sus baluartes. Está irreversiblemente disminuido para muchas cuestiones, entre ellas la política entendida como el arte de hacer posible lo que convenga y de ahí que sea exclusivamente el enemigo el que realiza su voluntad sobre los pueblos, guiado por mezquinos intereses plutocráticos y el falso humanismo con que se forman peones titulados mono-disciplinados en las universidades. No es de extrañar que después existan tantos trepas.

    ResponderEliminar