jueves, 9 de julio de 2015

300.000 mujeres pobres esterilizadas en Perú

El martes la parlamentaria indígena peruana Hilaria Supa recordó que los gobiernos de Estados Unidos y Japón financiaron un programa de control natal que esterilizó contra su voluntad a más de 300.000 mujeres pobres.

En un foro sobre el tema realizado en el Congreso de la República con motivo de la reciente reapertura de las investigaciones del caso, que ha sido varias veces archivado por el ministerio público, Supa preguntó a quién se encubre al no esclarecer los hechos.

Señaló que el programa de esterilizaciones desarrollado bajo el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000) contó con la financiación de la Agencia Estadounidense de Cooperación (Usaid) y del gobierno de Japón. “¿A quién estamos tapando (encubriendo)?”, preguntó la legisladora del gobernante Partido Nacionalista que ha destacado en la lucha por hacer justicia a las 300.000 víctimas del programa citado, principalmente mujeres pobres e indígenas.

En el foro participaron representantes de agrupaciones de esterilizadas y funcionarios de los ministerios de la Mujer, Salud y Justicia, cuyas intervenciones no satisfacieron a las víctimas, por mantener en reserva información clave sobre el tema.

Tras presentar conmovedores testimonios sobre cómo fueron esterilizadas con engaños o inclusive por la fuerza por personal médico que tenía la obligación de cumplir metas compulsivas de mujeres intervenidas, señalaron que no se les hace justicia y no son beneficiarias de los programas sociales oficiales.

El defensor del Pueblo, Eduardo Vega, se solidarizó con las mujeres que viven el dramático trauma de haber sido impedidas de procrear. Vega dijo que la reapertura de la investigación debe determinar quienes son los responsables, sin limitarse al personal de salud que ejecutó el programa, sin apasionamiento ni venganza y dando a las víctimas una reparación adecuada.

La representante del Grupo de Reparación a Víctimas de Esterilización Forzada, señaló que el ministerio de Salud está obligado a hacer público el registro total de víctimas, mantenido hasta hoy en reserva. El abogado de las víctimas, Sigfredo Florián, pidió al ministerio público que la fiscal a cargo del caso, Marcelita Gutiérrez, cuente con personal auxiliar, fondos y medios logísticos para la vasta pesquisa.

En las indagaciones no oficiales realizadas se ha señalado como responsables del programa a los exministros de Salud de Fujimori, Marino Costa Bauer, Alejandro Aguinaga y Eduardo Yong.

4 comentarios:

  1. ¿Sin apasionamiento ni venganza? ¡Qué vergüenza; parecéis cristianos hablando! Con moralinas así de mezquinas −por lo pequeñas-, jamás se podrá limpiar de indeseables nuestro planeta. Hay que barrer con esos indeseables y, si para que sirva de escarmiento hay que desempolvar la guillotina de Robespierre, preparar buenas estacas para sentarlos encima o cualquier otra cosa que de peor se nos ocurra.. pregunto: ¿Y por qué no?

    ResponderEliminar
  2. Los más afectados debieron ser los curas que se quedaron sin niños que violar.
    ...Bueno y los comunistas, que todo el mundo sabe que comen niños.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar