jueves, 18 de junio de 2015

Furbo femenino

N.B.

Ya el hecho de añadir a la palabra "Mundial" el epíteto "femenino" tiene alguna traza sexista, pero tal vez estoy apurando y rizando el rizo. Nunca hemos oído decir, por ejemplo, Mundial MASCULINO.

Pero voy a otra cosa. Echando un somero vistazo a la plantilla española, llama la atención, al menos a mí, los nombres de pila del combinado español (?), Veamos algunos nombres que pondré en cursiva. Elisabet (le faltaría una "hache" final para ser más british: Elisabeth, y quedar más "chic" y más "in", que se decía antes, a la jugadora bilbaina), Ruth, Virginia, Priscilla (¿será nieta de Priscilla Presley, la mujer de Elvis?), Vero, Vicky, Alexia (¿será descendiente de algún Romanov ruso?), Jennifer, Melanie (¿será hija de la Griffith y Don Johnson? Lo digo porque Banderas, el español Banderas, la hubiera puesto "Melania" o "Antonia", como debe ser), Erika (¿será su mamá vikinga?), Ivana, Sandra... Luego aparece una Leire y una Ainhoa vascas (por descontado damos por sentado que allá cada cual con los nombres que pone a sus vástagos).

No aparecen, porque ya no es moda, los horrorosos y estridentes Vanessas, Julias (pronunciado a la inglesa manera: Yulia, que ya es recochineo paleto de cojones) y más que me dejo y seguro se le ocurre al lector/a. ¡¡¡ Ni una españolísima y castiza Dulcinea (o Robustiana) que llevarse a la boca el españolismo cañí y cerril que oyen un, por ejemplo, Pep y les sale urticaria.

¡¡ Cuánto daño han hecho las estúpidas series de televisión gringas !! Por otra parte, muchas de estas jugadoras juegan en equipos extranjeros. El resto, o son mayormente del Barcelona, y en menor medida del Athletic de Bilbao, o tres del Atl. de Madrid y el Valencia y una (portera reserva) del Levante.

Por lo demás, que ganen, oiga.

Nota: Y también, por supuesto, los Jonathans y hasta algún William que he oído por ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario