miércoles, 10 de junio de 2015

El día que Israel atacó a Estados Unidos

Es un secreto a voces que la posición de Estados Unidos en Oriente Medio se tambalea. Sus más viejos y fieles lacayos le dan la espalda. De lo contrario no se explica que Al Jazira, una televisión qatarí, publique un documental titulado “El día que Israel atacó América” (porque ya saben que todo un continente, América, se reduce a Estados Unidos).

El documental está realizado por un director prestigioso como el británico Richard Belfield y cuando se emitió desencadenó la correspondiente polémica. Relata que en 1967, durante la Guerra de los Seis Días, el ejército israelí simuló un ataque egipcio contra un buque estadounidense matando a 34 marinos e hiriendo a otros 174.

Los libros de historia militar lo califican como el “incidente del USS Liberty” y, a lo máximo, algunos se habían atrevido a aventurar que hubo un acuerdo entre Estados Unidos e Israel para hundir el buque y echar las culpas a Egipto, un país que entonces reunía lo peor del Eje del Mal: aliado de la URSS, enemigo de Israel e integrante del bloque de los países no alineados.

Un superviviente del ataque, James Ennes, publicó también un libro en 1993 en el que desveló la existencia de un informe militar aprobado dos meses antes de la guerra por el Comité 303, encargado de las operaciones encubiertas que aludía a la presencia de un submarino en aguas egipcias alrededor del USS Liberty.

En 2001 Peter Hounam ya rodó otro documental sobre este asunto, “Dead in the Water”, difundido por la BBC, en el que defendía la existencia de un plan israelo-americano de 1966 llamado Cyanid para derrocar al presidente egipcio Nasser.

Que el asunto sigue candente lo demuestra que en 2005 France Inter también lo abordó durante una entrevista con un antiguo agente anónimo de los servicios secretos.

Una investigación independiente, ignorada por la prensa estadounidense, confirmó varios aspectos importantes que Israel siempre ha negado:

1. El ataque fue deliberado y tenía como objetivo la destrucción total del navío con sus 294 tripulantes a bordo
2. Las frecuencias de radio fueron interferidas justo antes del ataque israelí
3. Las lanchas de salvamento también fueron destruidas por el ataque
4. La Casa Blanca impidió el envío de embarcaciones que ayudaran al navío durante el ataque
5. Los supervivientes fueron amenazados por sus jefes militares con ser enviados a prisión si revelaban información a la prensa

En 2007 el periodista John Crewdson realizó una investigación exhaustiva sobre el ataque para el Chicago Tribune. Aportó como novedad que la Agencia de Seguridad Nacional que supervisaba el espectro radioeléctrico del USS Liberty había descartado grabaciones que fueron esenciales para el ataque.

Analizando los detalles del ataque al USS Liberty es imposible no encontrar semejanzas con otro tipo de provocaciones parecidas del imperialismo estadounidense (2), desde el hundimiento del Maine en 1898 hasta el 11-S.

2 comentarios:

  1. Se complicaban mucho antes de crear lo de las primaveras coloreadas, además ahí se matan entre ellos y está mejor visto por la opinión pública del invasor.

    ResponderEliminar
  2. No crees que este artículo último tuyo, así como el anterior 'a evidencia dos virus' das pábulo a todo magufo y charlatán vende-pocimas que pueda ver encajadas sus absurdas teorías?

    Si ya sabemos de sobras hasta que punto algunos son capaces de retorcer la física cuántica o la teoría de la relatividad, qué no harán con algo que directamente les resuelve la papeleta.

    Que conste que no cuestiono la validez de ambos artículos que me parecen de una brillantez extrema. Tan solo quiero decir que sin una clara conciencia de clase estos artículos se prestan a la interpretación arbitraria.

    Por cierto, no estaría de más que algún día escribieras algo acerca de la homeopatía.

    ResponderEliminar