viernes, 5 de junio de 2015

En Estados Unidos la policía mata a otro afroamericano con una pistola eléctrica táser

El domingo de la semana pasada otro afroamericano fue asesinado en Rochester, estado de Nueva York, tras ser golpeado con una pistola eléctrica táser por un policía durante su detención.

Las autoridades no revelaron su nombre, pero su familia lo identificó como Richard Gregory Davis, de 50 años y padre de seis hijos y antiguo marine.

El jefe de la policía de Rochester y el alcalde han invitado a los vecinos a mantener la calma.

Los policías respondieron a una llamada telefónica según la cual Davis había chocado su vehículo contra un automóvil, luego contra una Iglesia y finalmente huyó a pie. El hombre volvió más tarde a su vehículo y volvió a colisionar contra el cartel de una carretera local.

Según la versión oficial, el hombre se negó a salir del vehículo a pesar de las peticiones de la policía. El jefe de la policía Michael Ciminelli dice que “salió del vehículo con porte agresivo y se lanzó contra los agentes que usaron entonces el táser para frenarlo”.

“Un policía decidió usar la opción menos letal para bloquear al sospechoso”, dijo Ciminelli.

Tras ser brutalmente golpeado, Davis recibió la primera atención médica en el lugar y luego fue llevado a un hospital, donde murió.

Su hermano Michael dijo que Davis pesaba 150 kilos y sufría problemas respiratorios.

Un reciente informe del diario Washington Post reconoció que en Estados Unidos mueren cada día dos personas por ataques de la policía. Ya no hay detenciones, ni juicios, ni cárceles. Las víctimas de la policía van a parar directamente al cementerio.

Otro estudio realizado por The Guardian señala que, en lo que va de año, de un total de 464 personas asesinadas a manos de la policía, 102 no llevaban ninguna clase de armas (*). La mayor parte de ellos son negros, lo que demuestra que es el racismo de la policía lo que afloja el gatillo.

(*) Las muertes de estadounidenses negros a manos de la policía se duplican en lo que va de año, http://www.elmundo.es/internacional/2015/06/02/556d68ac22601d5d458b4577.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario