martes, 9 de junio de 2015

El dinero de la corrupción del fútbol también lo lavan los bancos

Lo mismo que en el tráfico de armas o de drogas, el dinero de la corrupción del fútbol, 150 millones de dólares, también lo lavan los principales bancos de Estados Unidos y el Reino Unido. Un total de 26 grandes bancos aparecen implicados. Por el lado británico están los bancos HSBC (que está en todas las salsas), Barclays y Standard Chartered; por el lado estadounidense estaban Bank of America, Citibank, JP Morgan, Delta Bank, Fidelity, Wachovia (ahora Wells Fargo), First Citizens, Sun Trust. En Suiza, el dinero habría pasado por las cuentas de Julius Baer UBS, así como la filial del banco israelí Hapoalim.

Los sobornos de la FIFA se desviaban hacia los paraísos fiscales y el más utilizado era el de Panamá. Le seguían los paraísos fiscales de Islas Caimán, Bahamas, Qatar, Trinidad y Tobago. Ninguno de estos bancos ha sido acusado por Estados Unidos por fraude y complicidad en la corrupción. No obstante, los bancos británicos y estadounidenses han abierto investigaciones internas para verificar las acusaciones de corrupción.

Hasta el momento Estados Unidos ha descifrado el caso de Costas Takkas, ciudadano británico que fue presidente de la Asociación de Fútbol de las Islas Caimán, y estrecho colaborador de Jeffrey Webb, presidente de la CONCACAF. En noviembre de 2012, según la acusación, Takkas recibió un millón de dólares en sobornos. El dinero fue pagado por una empresa de Estados Unidos, con sede en Miami, que organiza eventos deportivos. El dinero se transfirió a una empresa fantasma con cuenta bancaria de HSBC en Nueva York. De ahí fue desviado a otra cuenta de HSBC en Hong Kong, para luego llegar a una cuenta de Standard Chartered en Nueva York, y terminar en el Fidelity Bank de las Islas Caimán.

Costas Takkas era un estrecho colaborador de Blatter y fue uno de los 7 dirigentes de la FIFA detenidos en Zurich.

No hay comentarios:

Publicar un comentario