domingo, 9 de noviembre de 2014

Inminente ofensiva contra las posiciones del Califato Islámico en Siria

En esta última semana los ataques de la resistencia contra las posiciones del Califato Islámico en la estratégica colina de Mussa, a 2.400 metros sobre el nivel del mar, se han multiplicado.

Las milicias libanesas de Hezbollá y el ejército de Siria están coordinando una ofensiva contra Mussa, el punto más elevado de la región de Qalamun, desde la que se divisan las ciudades de Yabrud, Jabbeh, Ras Maarra y otras, como Yunin, situadas en el Líbano.

Además de los ataques de la aviación y la artillería sirias, la colina está siendo sistemáticamente bombardeada con obuses por las milicias chiítas libanesas desde varios frentes. Los ataques han logrado alcanzar la cumbre de la montaña y los takfiristas han tenido que refugiarse en cuevas.

La ofensiva se está produciendo después de que hace unos días una unidad del Califato Islámico tratara de abrirse camino en el valle, un intento fallido que les costó decenas de muertos.

La ofensiva no esperará a la llegada a Siria de los misiles antiaéreos rusos S-300, sobre los que ayer se pronució el ministro sirio de Asuntos Exteriores Walid al Muallim, desmintiendo la información aparecida en agosto en el sentido de que Rusia nunca suministraría dicho armamento avanzado a Siria (1).

No sorprenden las muestras extraordinariamente afectuosas con las que Muallim se refiere a Rusia en su entrevista. Dice que los rusos ven a Siria “no sólo como un aliado sino como parte de la familia”. Sin embargo, también expresa su desacuerdo con ellos en lo que respecta al uso que hacen de la expresión diplomática “nuestros socios occidentales”, porque considera que estos “no son los socios de Rusia, sino sus enemigos”.

El ministro ha desmentido que hayan pedido a Rusia un préstamo de 1.000 millones de dólares ya que su crédito procede de su otro aliado regional, Irán. “Lo que hemos pedido, y que ha sido recibido con comprensión y aceptación por parte de los rusos, es algo más importante que el préstamo: una serie de acuerdos económicos y comerciales que darán un impulso a la economía siria, reforzarán nuestra resistencia y ayudarán a nuestra reconstrucción”.

Irán y Siria se apoyan mutuamente, lo cual tiene un carácter estratégico para ambos países. Según Muallim la resistencia siria es lo que está permitiendo a Irán negociar con el imperialismo sobre el tema nuclear “desde una posición de fuerza”.

En lo que respecta a Turquía, Muallim no cree en la posibilidad de una agresión contra su país “en un futuro previsible” porque el imperialismo ha rechazado las condiciones que exige Turquía para una intervención. Además, Arabia saudí también se opone. Este campo está plagado de contradicciones de las cuales nos beneficiamos, dice Muallim. La firmeza de los kurdos en Ain al Arab ha frustrado la política de Erdogan, según el ministro. “La postura turca en el asalto del EI contra Ain al Arab [Kobani] ha llevado a que los kurdos de todas partes se unan en contra del gobierno de Erdogan”.

La coalición imperialista -continúa Muallim- puso a Siria frente a dos opciones. La primera era rechazar estos ataques -sin ser capaz de traducir esta posición en una acción militar exitosa-, lo cual habría dado al imperialismo y a los aliados regionales de Washington el pretexto que buscaban para lanzar una guerra contra Siria. “Y no les daremos esta excusa”, dice Muallim. La segunda opción era la aceptación política de estos ataques, lo cual contradiría “nuestra postura sobre la soberanía y nuestra visión política”.

De este modo, fuimos a por la tercera opción, dice Muallim, que es “la aceptación realista”, sin oponernos a estos ataques, pero tampoco darles un apoyo político. “No existe una coordinación o un acuerdo entre nosotros y los norteamericanos”.

Muallim es cauteloso respecto a las verdaderas intenciones del imperialismo hacia Siria: “No sabemos como actuará Obama bajo una creciente presión”, que ha aumentado después de que los republicanos hayan obtenido la mayoría del Congreso. “Tenemos que estar preparados. Esto es lo que hemos explicado con franqueza a los rusos y les hemos pedido que nos suministren armas avanzadas”(2).

(1) Russia cancels Syrian S-300 deal, http://www.janes.com/article/41819/russia-cancels-syrian-s-300-deal
(2) Esperamos recibir pronto el S-300 y otras armas avanzadas rusas, http://www.almanar.com.lb/spanish/adetails.php?fromval=1&cid=23&frid=23&eid=76129

1 comentario:

  1. Atención a este trabajo: Por el bien de los derechos humanos en Siria, no apoye la campaña de Amnistía Internacional http://goo.gl/sdX1hW y divulgadlo en lo posible.

    ResponderEliminar