domingo, 23 de noviembre de 2014

Control total sobre móviles y ordenadores

La comisión británica para la protección de la información, ICO (Information Commissioner's Office) ha descubierto que los piratas rusos espían a los ciudadanos británicos a través de sus móviles y cámaras web.

El contraespionaje británico ha descubierto un sitio web peligroso, creado y controlado por Rusia. El sitio transmite imágenes en vivo de más de 600 cámaras pertenecientes a empresas y particulares del Reino Unido. "Las imágenes se difunden desde las cámaras de seguridad de las oficinas, de las casas de los ciudadanos corrientes, así como de los sistemas de vigilancia, circuitos cerrados instalados en las grandes superficies. Se pueden ver incluso las imágenes de las cámaras web instaladas para vigilar a los niños en sus camas. Además, cualquier usuario del sitio puede descubrir fácilmente la ubicación exacta de la cámara", según Simón Rice, portavoz de la ICO.

Este descubrimiento ha conducido al contraespionaje británico a averiguar que existen decenas de sitios similares en Rusia, y que los piratas rusos vigilan a los británicos. Han sugerido a todos los usuarios de cámaras web del Reino Unido que cambien su clave o desconecten los dispositivos de internet de vez en cuando. O bien a que cubran su cámara web cuando no la utilicen.

Los militares británicos fueron aún más lejos: han prohibido a los soldados y oficiales que marchan a Polonia a los ejercicios "Águila Negra" que compren móviles, tabletas u ordenadores personales. Refiriéndose a los expertos de la inteligencia británica, el diario británico The Telegraph ha escrito que todo dispositivo electrónico se puede convertir en el blanco de los piratas rusos, lo que es un peligro potencial para el contrespionnage porque en el mundo contemporáneo, el espionaje tradicional está recubierto de ciberespionaje. Sin embargo, el Reino Unido es un país con una tecnología militar desarrollada, "cuyos secretos muchos países codician desde hace tiempo".

La noticia ha empujado a los militares británicos a prohibir a todos los soldados enviados a Polonia que vuelvan al país con sus móviles y ordenadores. Por culpa de los piratas rusos, 1.500 militares británicos no se podrán comunicar con sus familiares durante las semanas que duren los ejercicios militares en Polonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada