viernes, 22 de junio de 2018

En los Balcanes el imperialismo y el fascismo van de la mano siempre

Los “chetniks” confraternizan con los nazis
En los años noventa los imperialistas desataron la Guerra de los Balcanes por razones harto evidentes. El imperialismo y el fascismo van de la siempre siempre y en todas partes. Tras la destrucción de la URSS había que destruir Yugoeslavia, trocearla y poner de nuevos a los nazis al frente de cada uno de los pedazos.

Si en España los antifascistas lucha por recuperar la memoria que les han arrebatado tras 80 años de fascismo, en los Balcanes ocurre al revés: son los fascistas los que tienen que recuperarla, a su manera, naturalmente, es decir, falsificándola.

En Serbia los fascistas han abierto un sitio web (1) que se define a sí mismo como un “portal informativo de los nacionalistas serbios”.

Mijailovic es el máximo exponente de los “chetniks”, un grupo fascista serbio que durante la Segunda Guerra Mundial cooperó con los nazis alemanes, los fascistas italianos y los ustachas croatas en su intento de aplastar a la guerrilla antifascista yugoslava, lo cual es una constante del “nacionalismo” fascista: la traición abierta a esa nación que dicen defender.

En los noventa la Guerra de Yugoslavia alentó el resurgimiento de los “chetniks”, que empezaron a aparecer con esa imagen estereotipada que ha creado la propaganda imperialista desde hace décadas: fueron unas pobres víctimas del “terror comunista”.

En medio de aquella guerra y de sus crímenes, los “chetniks” actuales crearon una fuerza paramilitar y cometieron numerosos crímenes de guerra en Croacia, Bosnia Herzegovina y Kosovo.

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, el dirigente de los “chetniks” Mijailovic fue condenado y ejecutado como traidor y criminal de guerra. El 7 de mayo el sitio web publicó una foto en la que se ve a unos 200 soldados del Ejército serbio parados delante del monumento a Mijailovic en la montaña de Ravna Gor. El homenaje tuvo lugar el 6 de mayo, día de San Marcos, fecha en la que los “chetniks” celebran el inicio de su levantamiento de 1941.

El homenaje contó con la aprobación del Primer Ministro, Ljubisha Dikovic. El diario Blic entrevistó al historiador Miloslav Samardzic, quien dijo que se sintió honrado de participar en la actividad como orador inaugural por invitación del ejército.

El ministro de Defensa, Alexandar Vulin, conocía el homenaje a Mijailovic y el comandante en jefe del ejército serbio, Alexandar Vucic, fue ministro de Información en el gobierno de Milosevic durante la guerra de los noventa y un dirigente del Partido Radical Serbio, de Seselj, los nuevos “chetniks”.

En 2008 fundó el Partido Progresista Serbio, partidario del ingreso en la Unión Europea y rama local del Partido Popular Europeo (EPP).

Austria limpia la basura croata

Lo mismo ocurre en Croacia con los “ustachas”, que durante la Segunda Guerra Mundial colaboraron con los nazis en la ocupación de su paropio país. El informe sobre derechos humanos del Departamento de Estado de Estados Unidos del año pasado reconoce:

“Los dirigentes de la comunidad judía han informado sobre evidencias de negación del Holocausto, y expresaron públicamente insatisfacción con la respuesta del Gobierno a la colocación de un grupo de veteranos de una placa con el saludo de la época de la Segunda Guerra Mundial ‘Za Dom Spremni’ (Por la patria, listos) en 2016 cerca del campo de la muerte de Jasenovac de la Segunda Guerra Mundial. El presidente Grabar-Kitarovic y el primer ministro Plenkovic condenaron la colocación de la placa en Jasenovac. En septiembre [de 2017], el Gobierno reubicó la placa de Jasenovac a un cementerio de veteranos cerca del pueblo de Novska, pero no hubo resolución legal sobre el uso del controvertido saludo de la era de los ustachas”.

Aunque no respalda abiertamente a los “ustachas” de la Segunda Guerra Mundial, el partido gobernante Unión Democrática Croata (HDZ) ha estado involuctado en darle a la historia un giro positivo y rehabilitar el legado de algunos de sus miembros. Nominalmente, la Unión Democrática Croata se declara partido de centro derecha y también es miembro del Partido Popular Europeo.

Sin embargo, el partido homenajea a los traidores que fueron ejecutados por la guerrilla antifascista en Bleiburg, Austria, en mayo de 1945. La resistencia los capturó cuando trataban de huir de Yugoslavia tras la capitulación de la Alemania nazi. Durante años, los miembros de la Unión Democrática Croata han estado organizando “pereginajes” a Bleiburg, imitando la iconografía de la pasión de Jesucristo.

El 12 de mayo el Parlamento croata organizó conmemoraciones oficiales presentando la ejecución de los traidores como un “símbolo del sufrimiento del pueblo croata”. Ni siquiera faltó una misa católica. La Unión Democrática Croata condena lo que califica como “crímenes de los malvados comunistas”, haciendo caso omiso de los crímenes que cometieron los traidores fascistas durante la Segunda Guerra Mundial en Yugoeslavia.

Los saludos nazis o fascistas ya se toleran en Croacia, como observa el informe del Departamento de Estado que hemos mencionado anteriormente. Sin embargo, en Austria es un delito. Este año en Bleiburg, la policía austriaca detuvo a seis miembros de la Unión Democrática Croata que hicieron el saludo u ostentaron otras formas de simbología fascista.

Uno de los detenidos fue Andelko Bosancic, dirigente de la Unión Democrática Croata en Dugo Polje, que viajó a Bleiburg con el dinero del ayuntamiento “como representante de su municipalidad”, según la prensa croata, que también lo catalogó como un “ushtacha”.

Los seis croatas detenidos en Bleiburg siguen encarcelados. A Bosancic le piden diez años de prisión por nazi. Es “consecuencia de las experiencias negativas que Austria tuvo en el tiempo de Hitler y con su legado”, explicó su abogado en una entrevista con el diario croata “Slobodna Dalmacija”(2).

(1) http://www.nacionalist.rs/
(2) http://www.slobodnadalmacija.hr/dalmacija/split-zupanija/clanak/id/547044/dugopoljski-hdz-ovac-priznao-sve-i-pokajao-se-njegov-odvjetnik-otkriva-sto-ga-ceka-u-austriji-39pred-saveznim-pravosuem-ovo-je-u-razini-ubojstva-ili-oruzane-pljacke39

miércoles, 20 de junio de 2018

El gobierno peruano declara ‘ilegal’ la huelga indefinida de maestros

El Ministerio de Educación de Perú acaba de publicar una resolución por la que declara ilegal la huelga indefinida que iniciaron los maestros el lunes.

La coartada es que la Educación Básica Regular está calificada como un “servicio público esencial”, lo cual contrasta con los recortes presupuestarios en educación, que son cada vez mayores.

Antes de empezar la huelga, el gobierno no escatimó en lanzar a amenazas contra los maestros. Los maestros que permanezcan en huelga más de tres días serán “sustituidos” por otros y habrá descuentos en los salarios según los días de huelga.

Las amenazas y las medidas represivas adoptadas contrastan con un supuesto fracaso de la huelga, con una incidencia que tanto los portavoces del gobierno como la prensa insisten en cuantificar por debajo del 5 por ciento de docentes a escala nacional durante el primer día.

El lunes el ministro de Educación, Daniel Alfaro, informó que los maestros habían acudido masivamente a las aulas y que las clases se desarrollaron con normalidad tanto en la capital como en el interior del país.

El sindicato convocante sostiene, por el contrario, que el 75 por ciento de los profesores han sostenido la huelga, un porcentaje que crecerá en el transcurso de los próximos días.

Un informe policial sobre la huelga en cada región indica que fue efectiva en 90 por ciento en la norteña región de Tumbes, de 70, 60 y 20 por ciento en las centroandinas regiones de Ayacucho, Huancavelica y Junín, respectivamente, y de 40 por ciento en las ciudades amazónicas de Loreto y Madre de Dios.

En las otras 19 regiones, añade el informe, salvo en la surandina de Puno (20 por ciento) se registró una paralización de cinco por ciento o menos.

El exministro de Educación, Idel Vexler, dijo que el paro comenzó débil pero para tener una idea cabal de su desarrollo hay que esperar el transcurso de la semana.

La raíz de esta huelga está en otra de cerca de cuatro meses realizada por los sindicatos regionales, que comenzó en algunos territorios y paulatinamente se extendió a todo el país.

Felipe e Iñaki (1)

Rebeca Quintáns

Que Iñaki Urdangarin haya entrado por fin en la cárcel no deja de ser una satisfacción,aunque llegue tarde, sea para poco tiempo y en condiciones de privilegio, e incluso sin haber devuelto lo robado. Como también lo fue que la infanta Cristina se sentara en el banquillo de los acusados, aunque finalmente fuera absuelta. Suficiente en el plano simbólico, pero sólo para empezar. Se ha avanzado mucho y roto una puerta de cristal, pero queda mucho camino por andar.

Ahora que ha terminado la instrucción y ya está jubilado, el juez que tiró la piedra, José Castro, se permite reflexionar y decir cosas como que, de no ser por la protección constitucional de que disfruta, el rey emérito tendría que haber declarado no sólo como testigo, sino como imputado, en el proceso del caso Noós.

Las mismas leyes que impiden que sea juzgado por sea cual sea el delito, manda a prisión a todos los que osan decir en voz alta que el rey está desnudo:  “Los Borbones son unos ladrones”. Pero el juez Castro no se ha callado y nosha hecho avanzar con ello a todos. Ha ganado un terreno que no podemos abandonar: ¡Pisémoslo un poco!

Si es cierto lo que dice Castro sobre Juan Carlos I, otro tanto se podría añadir sobre Felipe VI, y no sólo porque haya heredado su impunidad constitucional con la corona, sino por los indicios que apuntan a su connivencia con los proyectos de Iñaki Urdangarín. Poco se ha hablado del tema en la prensa; y en el juzgado, los intentos de Diego Torres por sacarlo a la luz chocaron una y otra vez contra un muro. La operación “salvar a la infanta” funcionó sólo en cierta medida, pero la de “dejar a Felipe al margen” triunfó clamorosamente. La pieza clave para conseguirlo fue el testigo protegido Pepote Ballester, que volcó toda la responsabilidad en Jaume Matas y Urdangarín, insistiendo en todo momento en que nadie más de la familia real tenía nada que ver, incluso cuando no era preguntado. Su tesón fue recompensado librándole de la cárcel, por este y otros casos de corrupción en los que ni siquiera tenía nada que ver el cuñado del rey.

Las pruebas que indican que Felipe tenía una relación fluida y próxima con los negocios de Urdangarín son variopintas: correos entre ellos o en los que se refieren al ahora rey (entonces príncipe de Asturias), actas de reuniones, folletos promocionales... Apuntan a que Felipe hizo alguna que otra labor de mediación y prestó su cargo como reclamo (por ejemplo, para el proyecto Ayre). Pero nada de esto se investigó. Como tampoco a nadie se le ocurrió preguntar quién era el cuarto hombre en aquella famosa partida de pádel, en septiembre de 2003 en Marivent, entre el duque de Palma, el expresidente del Govern balear Jaume Matas y elexdirector general de Deportes José Luis “Pepote” Ballester. El tribunal dio por bueno que utilizaron el palacio sin permiso y sin la presencia de nadie de la familia anfitriona, y que Felipe no se pasó ni a saludar a su íntimo amigo y compañero de equipo de regatas, Pepote, que estaba trabando amistad por su mediación con su cuñado. Como la partida se quedaba coja sin un cuarto jugador, declararon -y coló- que era un empresario anónimo que no tenía nada que ver con lo que se habían reunido para tratar: la posibilidad de que el Govern balear patrocinase un equipo de ciclismo, dejando en la gestión una suculenta comisión para Iñaki Urdangarín de Borbón. Ese fue el primer pelotazo del Instituto Noós, un negocio familiar con el que más de un Borbón tuvo sus contactos.

Y como los límites de esta columna no dan para más, continuará...

martes, 19 de junio de 2018

Argentina: el ferrocarril una herramienta imperial

Darío Herchhoren

En el año 1914, Lenin, el genial Lenin, escribió el libro "El imperialismo, fase superior del capitalismo", una obra imprescindible para todos aquellos que queremos un mundo mejor, donde los hombres no sea explotados.

En ese libro, Lenin se refiere a los ferrocarriles como elemento de progreso, pero hace una excepción y esa excepción es la función del ferrocarril en Argentina.

Llama la atención que un autor europeo como Lenin se ocupe de un país tan lejano de Rusia como Argentina, y también llama la atención de lo bien informado que estaba Lenin sobre lo que pasaba en un país como Argentina.

Argentina era un país independiente desde el año 1810, aunque esa era una independencia puramente formal. Un país es independiente cuando hace su propia política y defiende sus intereses. No basta tener bandera y escudo propios, y acuñar moneda propia. Sin un país no puede utilizar a su voluntad sus recursos naturales y no es dueño de sus industrias, no es independiente. Y este es el caso de Argentina.

El primer ferrocarril que circuló en Argentina lo hizo en 1870, y era una línea que conectaba lo que ahora es el solar que ocupa el teatro Colón con el bario de Flores actual, entonces el pueblo de San José de Flores, a escasos diez kilómetros del punto de partida, y pertenecía a una empresa que se llamaba Ferrocarril de Buenos Aires al Oeste, siendo de propiedad privada.

Pero la inserción real de Argentina dentro del circuito económico mundial recién se produce en los últimos años del siglo XIX, y tiene que ver con la invención por parte del francés Charles Tellier de la refrigeración.

Para comprender mejor todo ese proceso hay que decir que Argentina es un país de 2.700.000 kilómetros cuadrados en su parte continental, y que si sumamos el sector antártico argentino llega a más de tres millones de kilómetros cuadrados.

La principal riqueza de Argentina en esos tiempos era la carne de vacuno conservada en sal, los cueros vacunos salados y, en menor medida, los cereales, sobre todo el trigo y el maíz.

La primera industria argentina era sin duda el saladero, donde se faenaban alrededor de seis mil vacunos al día, y donde se salaban la carne y el cuero. No había otra forma de conservación. Pero esto cambia cuando se aplica el frío industrial a la conservación de los alimentos. Y ello llega con el invento de Charles Tellier. A partir de ese momento la carne ya no es necesario conservarla en sal, ya que se puede enfriar y congelar práticamente sin plazo de caducidad.

Ello implica varios cambios de enorme importancia. Uno de ellos, y no el menor, es el aumento del precio de la carne. Otro de esos cambios es la posibilidad de exportar grandes cantidades de carne prácticamente a cualquier país del mundo. Eso mismo pasa con los cueros.

Todos estos cambios despiertan el interés de los grandes capitales ingleses, que instalan los primeros frigoríficos, con el beneplácito de la oligarquía nacional, que sin arriergar ni un centavo, ve como el ganado que pastaba en sus campos, aumenta vertiginosamente de valor.

Pero para que el negocio fuera redondo faltaba una pieza fundamental. Y esa pieza era el ferrocarril, que llevaría desde el interior del país hacia el puerto de Buenos Aires, las reses a sacrificar para enviar su apreciada carne, principalmente a Inglaterra.

El tendido ferroviario se hizo bajo las instrucciones inglesas y para su beneficio, marginando amplias regiones del país que quedaron totalmente aisladas.

El dedo de un ingeniero inglés señalaba en un plano por donde debía circular el ferrocarril. Era el clásico tendido radial, con centro en Buenos Aires y su puerto, sin interesar la vertebración del país mediante el tendido y el desarrollo de sus ferrocarriles.

Y aquí volvemos a Lenin, cuando pone el ejemplo del ferrocarril argentino (en realidad inglés) como un medio de atar fuertemente a Argentina al imperio inglés. Tanto era así, que a Argentina le llamaban los ingleses "el quinto dominio". Inglaterra tenía cuatro dominios (colonias) que eran Sudáfrica, Canadá, la India y Australia, y Argentina era el quinto, aunque formalmente "gozaba de soberanía".

Pero junto con el gran negocio del ferrocarril el imperio inglés gracias al trato dilecto que los gobiernos oligárquicos le daban, consiguió que las concesiones ferroviarias fueran acompañadas de no solo el terreno para el tendido, estaciones, playas de maniobras y talleres ferroviarios para reparación del material, sino que se le daba una franja de ¡Una legua a cada lado de la vía! Cinco kilómetros que en realidad eran diez sumando ambos lados de la vía, con lo cual se hizo de un inmenso patrimonio inmobiliario donde tierras de muy escaso valor subieran su precio gracias a la cercanía del tendido, y ello hizo que su parcelación y posterior venta hiciera que la inversión en las instalaciones ferroviarias saliera gratis.

Pero el imperio es insaciable, y ello quedó demostrado también en la fijación de las tarifas del transporte de pasajeros y cargas. Comparado con las tarifas de la metrópoli, estas eran un 70% más caras, y si las comparamos con las de EEUU llegan a ser de hasta un 90% más altas.

Fue el gobierno del General Perón que nacionalizó los ferrocarriles en 1949 y todos los gobiernos que le siguieron fueron recortando kilómetros de vías, con lo cual extensas regiones quedaron aisladas. El gobierno cleptócrata de Carlos Menem, fue el más radical ya que levantó partes importantes del tendido viario. Fueron los presidentes Carlos Kirchner y Cristina Fernandez quienes comenzaron una tarea de reversión de esa política, con el tendido de nuevas líneas, que sirvieran al interés nacional, y es así como se trazó y se tendió la línea Córdoba-Rosario-Mar del Plata de unos mil kilómetros y con el apoyo chino, que proveyó los coches y locomotoras de alta velocidad. El plan nacional de recuperación de los ferrocarriles argentinos quedó paralizado con el gobierno neoliberal (de derecha) de Mauricio Macri, como no podía ser de otra manera.

Pero hay una constante en esas políticas de derechas y de destrucción, y es el interés en privilegiar el transporte por carretera y sobre todo a las grandes transnacionales que fabrican camiones pesados importados, y que no se fabrican en el país. Hagamos una comparación: un camión pesado con trailer carga unas 50 toneladas. Un vagón de carga lleva también 50 toneladas. Es decir, que son iguales. Pero una locomotora arrastra 60 vagones, el equivalente de 60 camiones. Por lo tanto el transporte por ferrocarril es mucho más barato. Hay que fomentar el ferrocarril y hacer cada vez más tendidos de vías. Como vemos la lucha de los pueblos es larga, ardua y fatigosa, y el enemigo es cruel y poderoso. Pero no es invencible.

Lecciones del Estado de Derecho

B.

Deberíamos estar agradecidos a la "democracia" española que nos permite saber, con sus sentencias, que la justicia es igual para todos, incluido usted. Eso se desprende de las valoraciones hechas por una diputada de EH Bildu en la Cortes españolas -como se llamaba con Franco al Congreso- (tienen dos) a raíz de la entrada en prisión del yerno del Rey emérito Iñaki Urdangarin. En primer lugar, le parece "lógico" que haya ingresado en prisión una persona para la que no está pensado el presidio y cuyo ingreso supone echar lastre por parte del sistema y tinglado español para echar carnaza al vulgo, pero, sea lo que sea, la democracia avanza, y, aunque sea tarde, se hace justicia, y es que, seamos sinceros, ¿quién iba a pensar hace diez años que un miembro de la Casa del Rey, bien que plebeyo, iba a entrar en la trena? Pues eso.

En segundo lugar, un "pero". A la diputada abertzale vasca le parece "grave" que el yernísimo haya podido elegir la cárcel donde  purgar un par de añitos, si llega, la pena. Eso no se ha visto en ninguna democracia de corte occidental. ¿Será que la española "is different"? No, simplemente adolece de déficits democráticos que no cuestionan -por esos detalles menores- las firmes estructuras del Estado de Derecho. Y, efectivamente, no será por ese "detalle", otro más, que nosotros pongamos en duda la validez de una democracia, pero tampoco nos escandalizaremos o, mejor, fingiremos escándalo ni haremos aspavientos ni payasadas, a sabiendas de quién está enfrente. Es como decir: "¡Qué escándalo! ¿Cuándo se ha visto eso en una democracia que se precie?", dando por hecho que lo es. Una pena esos fallos...

Y, por último, en tercer lugar, remarcó -la diputada- que el "caso Nóos" ha demostrado que "la justicia no es igual para todos". Acabáramos, o que una mano lava la otra, y las dos la cara. Ha tenido que dictarse una sentencia de ese tenor para que, en una sociedad dividida en clases, supiéramos que la justicia no es igual para todos. Y lo sabemos porque nos lo dice gente de acrisolada trayectoria de "izquierdas". Y menos mal que nos lo dicen, porque, si no, lo mismo pensamos vete a saber... Así que debemos estar agradecidos por revelarnos algo que ¡ya sabíamos desde los tiempos en que Franco era cabo! No se dice que, vale decir, "esta sentencia confirma la existencia del fascismo en España". Y no se dice porque en España, para estas gentes, no hay fascismo, ni siquiera "formalizado", sino una "democracia" con sus pegas y tics "autoritarios", de modo que no cabe esperar más de estas voluntariosas y bonhómicas personas. Como si el fascismo no supiera que la justicia no es igual para todos y venga nadie a echárselo en cara...

La portavoz de ERC coincidió con la diputada vasca en su valoración.

Buenas tardes.

Cuatro horas de charla con Putin

En los países capitalistas sólo los banqueros, los grandes oligarcas y grupos de presión tienen acceso a entrevistarse con los ministros y altos cargos políticos.

Por el contrario, en la Unión Soviética una práctica generalizada fueron las comparecencias periódicas de los cargos políticos a las asambleas de trabajadores, de miembros de los soviets, de koljosianos, de sindicatos o de vecinos a responder a las preguntas que se les formularan en público y, naturalmente, a tomas nota de las críticas en su contra.

La obligación de comparecer en ese tipo de asambleas multitudinarias alcanzaba absolutamente a todos, desde el Jefe del Estado, el más conocido de los cuales fue Kalinin, hasta los parlamentarios o los gobernadores locales y alcaldes.

Esa tradición sigue vigente en la Rusia actual. A mediados de junio se celebró un maratón de casi cuatro horas de preguntas y respuestas con Putin. Las poblaciones de todos los rincones de Rusia le lanzaron en directo más de 2,3 millones de preguntas por todas las vías imaginables de comunicación immaginables, desde el teléfono hasta correo electrónico.

El acto fue retransmitido en directo por la televisión y a través de videoconferencia estaban presentes todos y cada uno de los ministros, más 85 gobernadores regionales. Algunas de las preguntas se formularon en directo y con el resto los editores del programa organizaron las preguntas en secciones temáticas.

Algunas de las preguntas se formularon directamente a determinados ministros o a los gobernadores regionales, que siguieron recibiendo preguntas después de terminar el acto. Putin lo llama “personalización de la responsabilidad”, un concepto que repitió tres veces. “La responsabilidad personal debe ser absoluta”, dijo.

El programa acabó cuando, en función de las preguntas, las quejas y las críticas, Putin creó carpetas de color verde dirigidas a cada uno de los responsables con los aspectos más importantes que la gente había denunciado a fin de que trabajaran sobre ellos, con el compromiso de dar luego cuenta de las medidas adoptadas. “Supongo que todo eso se hará”, dijo Putin con gesto grave.

La pregunta más repetida fue sobre los motivos por los que, tras su reelección, no había limpiado la Administración pública sino que seguían las mismas personas en los mismos o diferentes cargos, haciendo referencia expresa al Primer Ministro Medvedev.

La explicación de Putin fue que esas personas eran las que el año anterior habían planificado “el gran salto hacia adelante” que tiene que dar Rusia en los próximos seis años. En ruso, la “shestiletka” (sextenio) ha sustituido a la “pyatiletka” (planes quinquenales soviéticos). Si hubiera reemplazado a los que han elaborado la “shestiletka” por otros que no han participado en su elaboración desde el principio, se habrían perdido dos años, dijo Putin. La tarea es conocida, ellos han aceptado el desafío y ellos van a responder de su ejecución, añadió.

A diferencia de los planes quinquenales, que eran fundamentalmente económicos, la “shestiletka” establece patrones de bienestar social y deben ser cumplidos en gran medida por empresas privadas, pero con tanta participación pública como sea necesaria.

Un grupo específico invitado a hacer preguntas fueron los blogueros. Uno de ellos preguntó si, tras la prohibición de la aplicación Telegram, Rusia también podría prohibir YouTube o Instagram. Putin dijo que ese no sería el caso. Telegram había sido utilizado por los terroristas que planearon el atentado en el metro de San Petersburgo y la policía rusa no pudo seguirlos porque las comunicaciones estaban cifradas. Pero, dijo Putin, es fácil prohibir cosas, excepto que no es particularmente efectivo. Es más difícil pero más eficaz encontrar soluciones que no limiten la libertad.

Los refugiados procedentes del Donbas le preguntaron por los problemas que tenían para obtener el permiso de residencia. La ley les obliga a regresar a su país cada tres meses, un lugar donde hay una guerra y deben marchar con su familia y sus hijos pequeños, lo que les supone un gran riesgo personal.

Para pedir el permiso de residencia tienen que recorrer un calvario de papeles burócráticos, que se complican mucho más si lo que piden es la ciudadanía rusa. Eso les supone un enorme gasto económico, que es como la pescadilla que se muerde la cola: tienen que trabajar y ganar algo de dinero, pero no pueden porque para ello necesitan los permisos de residencia.

Putin se refirió a los proyectos de reforma legislativa que se está tramitando en la Duma, tanto en materia de ciudadanía como de emigración, pero acabó dirigiéndose al ministro del Interior opr videoconferencia: “Usted debe empreder ese camino”, le dijo ante los 20 millones de espectadores y acabó asegurando que, de todas maneras, él personalmente tiene la posibilidad de conceder la ciudadanía rusa por una via expeditiva. Si el problema no se resuelve, podría empezar a entregar pasaportes y documentos de identidad sobre la marcha.

Alguien le preguntó por lo seis años de mandato que le quedan por delante. “¿Piensa en su relevo para entonces”. “A cada momento”, le responde Putin. “Son los votantes los que deciden”, añade.

Del ‘gran tablero’ al ‘anillo de oro’: los países de Asia central unen sus fuerzas con Rusia y China

El viceministro ruso de Asuntos Exteriores ruso, Oleg Syromolotov, ha denunciado que el Califato Islámico está agrupando sus fuerzas en el norte de Afganistán.

Syromolotov participaba en una conferencia de dos días sobre “La lucha contra el terrorismo y la prevención del extremismo violento” en Dushanbé, la capital tayika.

El coronel estadounidense Kone Faulkner ha calificado estas advertencias de “propaganda rusa”. Estados Unidos niega que los yihadistas estén acumulando efectivos en Asia central porque son ellos quienes están dirigiendo el reagrupamiento.

Para Estados Unidos, Moscú manipula la amenaza terrorista para buscar aliados en la región. Los Estados de Asia central colaboran con Rusia a través del Tratado de Defensa Mutua de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) y con China a través de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCS), mientas que Washington quiere ser el único “proveedor de seguridad” en la región.

Estados Unidos está tratando de reactivar su asociación estratégica con Uzbekistán, tras la visita de la semana pasada de su Presidente a Washington, donde se reunió con Trump (1).

Es, pues, bastante evidente que la presencia del Califato Islámico en Asica central también tiene como objetivo dividir y sembrar las semillas del caos en Asia central, como ha hecho en Oriente Medio. Si no pueden sacar a Rusia y China de la región, al menos pueden lograrlo al menos con alguno de los países, sacarlos de las organizaciones internacionales de seguridad e impedir el trazado de la Ruta de la Seda.

Hasta ahora la política imperialista no sólo no ha tenido éxito sino que ha provocado efectos tan contraproducentes, como el alejamiento de Pakistán, un aliado tradicional de Estados Unidos que se acerca tanto a China como a Rusia.

El enfrentamiento entre la URSS y Pakistán alcanzó un máximo en los ochenta, durante la etapa de la presencia militar del Ejército Rojo en Afganistán y la alianza se está forjando exactamente en el mismo lugar. El acercamiento ruso-pakistaní había sido hasta ahora el eslabón más débil del consorcio que ambos países forman con China, Irán y Turquía, pero ahora es uno de los más prometedores.

Así se ha acabado trenzando el llamado “anillo de oro” de los países centroasiáticos, una pesadilla para la diplomacia del Departamento de Estado en Washington. Estados Unidos se ha esforzado al máximo para evitar que Rusia y China unan sus fuerzas contra y ha fracasado. Luego ha visto que esas dos potencias unen sus fuerzas, además, con los países del “gran tablero” (2) centroasiático.

Sólo otra guerra regional puede destruir esa coalición de fuerzas. Ese es el significado de la presencia del Califato Islámico en Afganistán: deben desempeñar hoy el papel que desempeñaron los talibanes en los ochenta.

(1) https://www.whitehouse.gov/briefings-statements/united-states-uzbekistan-launching-new-era-strategic-partnership
(2) https://orientalreview.org/2018/03/31/from-bandwagoning-against-eurasia-to-circling-the-wagons-in-the-center-of-i




Yihadistas del Califato Islámico y talibanes capturados por la policía afgana

lunes, 18 de junio de 2018

La izquierda de Españistán

Rebeca Quintáns

Mientras los catalanes se manifiestan contra la represión de sus docentes, resistiendo todos los ataques del gobierno central con más movilizaciones sociales, después de haber puesto en jaque por primera vez el régimen monárquico del 78 en un process que está lejos de ser vencido...

Mientras los vascos organizan una cadena humana con cerca de 100.000 voluntarios para reclamar el derecho a decidir (“Gure Esku Dago”, está en nuestras manos), reforzando un segundo frente contra un estado que ha torturado y asesinado durante décadas para reprimir su lucha por la independencia...

Mientras los gallegos se rebelan tomando la plaza del Obradoiro en una de las manifestaciones más multitudinarias de los últimos tiempos, contra el proyecto de reabrir una mina de cobre en Touro que pondría en peligro su sistema de vida (las producciones ganaderas y la pesca en la ría de Arousa, que son las principales fuentes de riqueza en el país), desde una perspectiva indefectiblemente identitaria...

La izquierda en Españistán poco menos que hace el ridículo reclamando un poco de atención por parte de Pedro Sánchez, como damisela burlada por un don Juan, mendigando migajas de poder en el nuevo gobierno de tintes indiscutiblemente azul anaranjado. Continúa queriendo vender la burra del Estado plurinacional con el buenismo de “vamos a llevarnos todos bien” con que demuestra no entender en absoluto de qué va la película; y se explaya en el interminable debate sobre si es posible ser de izquierdas y nacionalista a la vez, queriendo inventar un internacionalismo sin naciones tan paradógico e incomprensible como el dogma de la santísima trinidad de los católicos. Excepto algunos grupos pequeños -como Red Roja, Iniciativa Comunista, la coordinadora 25S, Marchas por la Dignidad, Izquierda Castellana, PCPE y poquitos más-, que siempre han defendido el derecho de autodeterminación de los pueblos y reconocido la existencia de presos políticos, los partidos que habitualmente se identifican con la izquierda dosifican la lucha posponiendo cuestiones clave -como el republicanismo o el control por parte del estado de las fuentes energéticas-, mientras piden la unidad de los trabajadores de todas las “regiones” para poder avanzar llegando a acuerdos parlamentarios con los representantes de la oligarquía financiera.

Es frustrante asistir a actos como el que se celebró la pasada semana en el Teatro del Barrio de Madrid, con Ángeles Maestro (Red Roja) y Vidal Aragonés (CUP), sobre “clase obrera y cuestión nacional”, y ver cómo su exposición (excelente y pedagógica) choca contra un muro en buena parte del público, que se aferra a una doctrina izquierdosa exclusiva del Estado español post-franquista: Falsean el marxismo leninista con la pedantería de citas traídas ad hoc, con retórica que justifica la gran traición de PCE y PSOE en la Transición (aceptando la monarquía sin referéndum y una partidocracia encerrada en estrechos límites constitucionales y electorales, en sustitución de una democracia no sólo formal), y dicen aspirar a una revolución proletaria que los procesos de liberación nacional les están estorbando. Deprimente y cabreante si no fuera porque, mal que les pese, en la gente más joven y concienciada su discurso no cala. Los líderes de la izquierda de Españistán caminan solos como clavos ardientes a los que se aferran cada vez menos desesperados. Después del bluff de Podemos, volvemos al punto de partida: Que no, que no nos representan.

Los kurdos intercambian con los yihadistas presos alemanes y franceses


Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) liberaron de la cárcel a presos yihadistas del Califato Islámico, incluidos franceses y alemanes, durante tres intercambios secretos de prisioneros, según el diario británico The Daily Telegraph.

Los yihadistas franceses y alemanes se encuentran entre los liberados. Tres prisioneros británicos retenidos por las FDS también podrían ser incluidos en futuros acuerdos de intercambio de prisioneros, dice el periódico.

Hasta la fecha se han producido tres intercambios de prisioneros entre las FDS y el Califato Islámico. El primero, en febrero, concernía a 200 yihadistas, en su mayoría chechenos y árabes, pero también a varios franceses y al menos un alemán.

Fueron trasladados de los centros de detención administrados por las FDS a zonas bajo el control del Califato Islámico en la provincia de Deir Ezzor.

En abril se intercambiaron unos 15 yihadistas y 40 mujeres y niños, incluidos marroquíes, franceses, belgas y holandeses. La mayoría fueron devueltos al territorio del Califato Islámico contra su voluntad, según un jefe tribal que ejerció como mediador.

A cambio, el Califato Islámico habría liberado a un número idéntico de prisioneros kurdos capturados durante la batalla de Deir Ezzor y prometió no atacar los yacimientos de petróleo y gas bajo control de las FDS.

El último intercambio supuestamente tuvo lugar el 6 de junio en la ciudad de Hajin, en la provincia de Deir Ezzor, y se refería a 15 esposas de yihadistas. Las FDS mantienen a miles de yihadistas extranjeros de docenas de nacionalidades diferentes, capturados a medida que los frentes defendidos por el Califato Islámico se han hundido.

Su destino sigue siendo incierto, ya que las autoridades de la mayoría de los países afectados se niegan a admitirlos. El Reino Unido se niega a aceptar el retorno de Alexanda Amon Kotey y Shafi El-Sheikh, que formaban parte de un cuarteto yihadista apodado por sus rehenes “Los Beatles” por su acento inglés.

El ejército frances tambien combate en Yemen la revuelta hutí junto a Emiratos Árabes Unidos


Las fuerzas especiales francesas están presentes sobre el terreno en Yemen con las fuerzas de los Emiratos Árabes Unidos, informó el sábado el periódico francés Le Figaro.

El periódico no dio ninguna otra información sobre sus actividades. El Departamento de Defensa Nacional no estuvo disponible de inmediato para formular observaciones, pero su política habitual es no formular observaciones sobre las operaciones de las fuerzas especiales.

Una fuente parlamentaria francesa dijo recientemente a Reuters que las fuerzas especiales francesas estaban en Yemen.

El sábado los guardacostas yemeníes anunciaron la captura de un buque militar francés cerca del puerto de Hodeida.

Las fuerzas de la reacción árabe habían logrado penetrar en dicha ciudad, en la mayor batalla de la coalición saudí contra el movimiento hutí, alineado con Irán.

El Ministerio de Defensa francés dijo el viernes que Francia está estudiando la posibilidad de llevar a cabo una operación de desminado para permitir el acceso al puerto de Hodeida una vez que la coalición saudí haya completado sus operaciones militares.

El Ministerio subrayó que, por el momento, Francia no tenía operaciones militares en la zona de Hodeida y no formaba parte de la coalición dirigida por Arabia saudí.

Francia, junto con Estados Unidos y Gran Bretaña, apoya a la reacción árabe en el conflicto de Yemen y suministra armas a Arabia saudí y a Emiratos Árabes Unidos.

https://www.almasdarnews.com/article/french-special-forces-allegedly-inside-yemen-le-figaro/