sábado, 21 de octubre de 2017

Alberto Garzón se arroja en brazos del Estado fascista y centralista

Juan Manuel Olarieta

No hace más que seguir una tradición característica de los dirigentes de Izquierda Undida desde su fundación hace más de 30 años, empezando por Gerardo Iglesias y con Anguita de fantoche estrella. Son las secuelas de otra tradición, la del PCE, desde los años cincuenta y, muy especialmente, su colaboración en el enmascaramiento del fascismo durante la transición.

A pesar de décadas de traición declarada y descarada, Alberto Garzón se sigue calificando de “comunista” y pontificando en su última entrevista (*) donde se pueden leer estupideces acerca de los “ricos y pobres” y otras del calibre de “las ‘clases populares’ a ratos sustituyen como sujeto político a la más clásica ‘clase obrera’”, algo que por suerte o por desgracias sólo ocurre “a ratos”, pero otras veces no.

Pero sobre todo Garzón hace lo que mejor sabe: posicionarse a favor del Estado centralista y fascista en plena lucha del pueblo de Catalunya por su derecho a la autodeterminación. A esto la Internacional Comunista lo llamaba “socialfascismo”, que es el punto de llegada en el que desemboca siempre el reformismo.

Lo mismo que todos los charlatanes, Garzón enfrenta a la clase obrera con los derechos nacionales, como si fueran cosas opuestas, para acabar concluyendo que “la independencia de Catalunya no va a permitir a las clases populares vivir mejor ni emanciparse del capitalismo”, lo cual es absolutamente falso.

Lo que Garzón oculta es que Catalunya es una nación, por lo que la independencia es una de tantas reivindicaciones democráticas que la clase obrera, toda la clase obrera, incluyendo la española, no sólo debe apoyar o solidarizarse sino que deben ponerse al frente y dirigirla, como cualquier otra lucha justa dirigida contra el Estado.

Todo el esfuerzo de los socialfascistas, como Garzón e Izquierda Undida, va dirigido precisamente a impedir que la clase obrera dirija la lucha de Catalunya por sus reivindicaciones nacionales, porque se trata precisamente de eso, de dejarlo en manos de la burguesía, para luego acusar al movimiento nacionalista de “burgués”, que para los demagogos “de izquierda” debe ser algo así como la peste.

No sólo “lo burgués” es siempre ajeno a “lo obrero” sino que deben parecer enfrentados en cualquier circunstancia. Ese es el corto esquemita que sobre la lucha de clases tienen en su cabecita los tipos como Gazón.

Naturalmente, ese esquemita cutre lo extienden a su noción de “internacionalismo” que, de la misma manera mecánica, lo consideran opuesto al “nacionalismo”, una etiqueta repartida a todo un amplio movimiento de masas. Por si esos sujetos degerados no han viajado nunca a Catalunya, deberían ver fotos de las movilizaciones populares que hay por todos los rincones, donde la lucha ha alcanzado una escala típica de cualquier movimiento nacional.

Los atolondrados socialfascistas deben aprender que en un movimiento nacional tan amplio no sólo participan los nacionalistas sino todos. ¿O no han digerido aún que el internacionalismo surge precisamente para defender los intereses nacionales de los pueblos oprimidos por el colonialismo y el imperialismo?, ¿qué creen ellos que fue la Internacional Comunista?

En contra de lo que Garzón dice, el derecho de autodeterminación no sólo lo exigen “las partes más ricas”. ¿O se ha creído que en Catalunya las partes “más ricas” suman millones de personas y que son ellas justamente las que salen a la calle a que la policía les rompa la cabeza?

¿Nos quieren hacer creer los socialfascistas que cuando Marx y Engels defendieron la consigna “Proletarios del mundo, ¡uníos!” se referían a la unión forzosa de trabajadores de naciones diferentes dentro de un mismo Estrado?, ¿eso es todo lo que han entendido? Dan pena...

Al respecto, en la tradición marxista no hay “de todo” sobre el derecho de autodeterminación, como Garzón pretende hacer creer. En Catalunya la reciente batalla ha dibujado una raya en el suelo. El que no defienda la autodeterminación no sólo está fuera del marxismo, sino fuera de la democracia. Dentro y fuera de Catalunya está con el fascismo, es un fascista y hay que tratarle como tal. No hay otra etiqueta para él.

(*) http://www.eldiario.es/politica/independencia-Catalunya-permitir-clases-populares_0_699230761.html

Más información:

- Más fascistas sin complejos: Íñigo Errejón y Carolina Bescansa
- De Catalunya no se ha marchado ni se marchará ninguna empresa, con independencia o sin ella
 

11 comentarios:

  1. Pues eso, que siga casándose en la portada del Hola.

    ResponderEliminar
  2. Por favor, a ver si se enteran de que no hay nada más fascista y canalla que los nacionalismos. Basta de topicazos, propios de ignorantes. Y más en este caso un nacionalismo reaccionario, burgúes, supremacista y corrupto hasta la médula. No tienen ni puta idea de lo que dicen.

    ResponderEliminar
  3. Yo sigo sin entenderlo y agradecería que alguien me lo explicase:

    “la independencia de Catalunya no va a permitir a las clases populares vivir mejor ni emanciparse del capitalismo”, lo cual es absolutamente falso.

    ¿En qué se supone que va a beneficiar al pueblo, en este caso catalán, la independencia y como lo va a emancipar del capitalismo?
    De hecho es la derecha catalana quien propone (entre otros) la independencia.
    -¿De qué forma va a mejorar la vida en mi caso, por ejemplo, pagaré menos impuestos, tendré mejores servicios?
    -¿Y de qué forma se combate al capitalismo si el estado naciente no dejará de serlo además de ser un satélite de otros estados peores aun (que ya es tela) que el Egpañó?.
    La independencia no se ha propuesto como una opción popular ni mucho menos anticapitalista y no comprendo que cuando se intenta hacer notar esto, te llaman de fascista en adelante;
    Por favor, argumentos, que no se que me he perdido.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale. Si se independiza sigue siendo capitalista,y si no se independiza?Pues también sigue siendo capitalista. Como se acaba con el capitalismo que hay en España y Cataluña? Pues el primer paso terminando con la monarquía puesta por Franco,en la que todo el poder lo tiene la banca. Y ahora la pregunta, ayuda la independencia de Cataluña a acabar con eso? Es la autodeterminación un derecho democrático? Y lo de que la derecha catalana es la que propone la independencia es una estupidez enorme.No solo lo proponen los partidos de la derecha para empezar,ni solo la gente que vota a la derecha.Aparte es al revés te lo creas o no ,fueron los partidos de la derecha los que para que la gente les votase apoyaron hacer el referendum.En que van a mejorar los trabajadores? Pues nose,quizás en que dejan de vivir en un estado fascista?Aparte como va a llegar esa revolución, si se aparta a los pueblos que luchan por su autodeterminacion? Como va a haber unidad para a hacer una revolución, si te pones de parte del estado fascista y te pones en contra de los pueblos que luchan por su autodeterminacion.Los que oprimen a Catalunya son los mismos que permiten que te opriman a ti, solo que en el primer caso la opresión es nacional y en el otro de clases. Pero claro, Garzon no está de acuerdo porque no está oprimido, mas que nada porque está chupando dinero del estado.Y la gente como tu votándole. Un paso para la revolución por lo visto no es la autodeterminación de las naciones por lo visto,sino votar a partidos como UP pagados por el estado,a sueldo de la monarquía, de la que no han hecho aún nada contra ella

      Eliminar
  4. Me oarece un juicio desaforado e injusto al quehacer de garzón. De toda esta prosa,sacada dd textos caducos y trasnochados, entiendo que lo sustancial es la afirmación que se critica: la independencia no va a desligar a los independizados del yugo capitalista.Esto no es falso. No es la resolución del problema nacional la que va a dilucidar el problema de clases. Es, en yodo caso, la lucha de clases la que ouede dar solución al problema nacional. Mira, por otro lado, como resolvió la URSS los problemas nacionales de su periferia.Igual que España. Pero todo esto ya, está muy lejos de nuestra realidad cotidiana. En España, sean obreros o clases populares, votan al PP, PSOE y Ciudadanos. Y el Cataluña, hasta ayer, votaban CIU y PSC. Decepcionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ocurre es que no sabe usted gran cosa de la historia de Catalunya ni de las naciones catalanas. Lo siento mucho... Como era?

      Eliminar
  5. Siempre he dicho que este Estado es una herencia del franquismo, de un franquismo que estos días lo estamos viendo por fin desnudo de sus ropajes “democráticos “lo vamos ver en toda su virulencia y con todas sus "virtudes " de totalitarismo, chulería y prepotencia neo franquista. El tema de Catalunya no ha hecho más que comenzar y ya se han pasado diez pueblos en cuanto a soberbia franquista. Muchas caretas se están cayendo, sobre todo en el llamado PSOE.IU y PODEMOS, a esta ultimo le han cogido a contramano, haciendo malabarismos para no descubrirse lo que es, un oportunista en la fila de espera para chupar del Régimen, pero en esta coyuntura ya no solo va necesitar APARENTAR, va tener que “mojarse” si esta con la democracia o con los fascistas del “UNA GRANDE Y LIBRE”. Yo no soy catalán, pero soy solidario con los patriotas catalanes, porque es una lucha contra el fascismo y va suponer debilitar y mucho a esta farsa de “democracia” Como demócratas o como marxistas debemos solidarizarnos y colaborar con los luchadores catalanes, porque además de patriaos que luchan por su patria, son antifascistas y demócratas, VISCA CATALUNYA

    ResponderEliminar
  6. Hola:
    Garzón es un sinvergüenza, pero... Marx, Engels y Lenin estaban clara e inequivocamente contra la autodeterminación. Se puede leer en sus textos.
    Saludos,
    Un fascista

    ResponderEliminar
  7. Respecto al "derecho de autodeterminacion", considero que es intrinseco y legítimo a todo pueblo. Tambien creo que el problema de Garzón es que baila entre aguas con tacticas electoralistas, como es logico siendo quien es, estando donde esta. No tan logico es que ande dando charlas de cuan comunista es cuando es un socialdemocrata de toda la vida y lo mismo te ensalza a la URSS como te critica a Stalin en todo su ser, pero allá el y su estupidez ideologica.

    Por otra parte, que el procés es una maniobra de las oligarquias catalanas, por mucho que me lo querais disfrazar de "internacionalismo proletario" el apoyar hasta las últimas consecuencias unas maniobras impulsadas desde empresas, y partidos totalmente burgueses, enemigos de la clase obrera... me parece de un analisis muy vago.

    Internacionalismo, como decis, que sirve para " defender los intereses nacionales de los pueblos oprimidos por el colonialismo y el imperialismo". Pero en qué momento, el pueblo catalán esta más oprimido que el pueblo de Velilla de la Reina? Pueblos realmente oprimidos por el imperialismo como los aborigenes australianos llorarian por este pobre analisis.

    Por último, no creo que sea la primera vez que la clase obrera (y no tan obrera en este caso), sale a la calle y le parten la cabeza porque han sido agitados por los sectores burgueses o conservadores. Pongamos un ejemplo bastante al huso este año como son los hechos del domingo de sangre en San Petersburgo en 1905, donde agitados por el pope Gapon, salieron con cuadros del zar a implorarle un poco de clemencia de subdito a amo y hubo mil muertos en las calles.

    La policia siempre reprime a los mismos, pero esos mismos, no siempre luchan por sus intereses. Alienacion y superestructura tambien son conceptos marxistas, no solo internacionalismo.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que no se ha entendido bien el artículo. Para mí está muy bién. Está poniendo a este tipo donde se ha situado. Lo que veo jodido, es que como le explicas al personal que es un fascista? Es por eso que lo veo fuerte.

    ResponderEliminar